Presencia de autores de la literatura infantil y juvenil cubana contemporánea en la carrera Licenciatura en Educación. Español- Literatura

×

    Sugerir cambios

    Escrito por Dr.C. Sandy Orlando Moré Mir

    Introducción

    En la formación del profesional de la carrera Licenciatura en Educación. Español- Literatura, la disciplina Estudios Literarios constituye uno de sus ejes vertebradores; esta ha transitado por diferentes concepciones que van desde la aparición de asignaturas independientes, hasta integradas con otras de la misma disciplina o afín con su sistema de conocimientos como la Historia y Apreciación de las artes.

    La incorporación de la Literatura Infantil y Juvenil (LIJ) como parte del sistema de conocimientos de las asignaturas que conforman la disciplina en el actual Plan de estudios E, es de vital importancia, pues el futuro profesional se enfrentará a grupos de alumnos con disímiles características sicológicas que deberá conocer para poder orientarlos adecuadamente en la selección de obras para su entretenimiento y disfrute.

    La presencia de la LIJ resulta novedosa, puesto que permite, además, establecer la ubicación oportuna de autores y obras en determinadas escuelas, movimientos y épocas estudiados en otras literaturas, lo que permite la sistematización de saberes, así como otras disciplinas de la carrera (Formación Pedagógica General, Estudios Lingüísticos, Didáctica de la lengua española y la literatura, Filosofía, etc.) también se sistematizan a través de la LIJ, pues como dijera Herrera (2018):

    La naturaleza múltiple de la LIJ determina la constitución de un campo de estudios de carácter interdisciplinar, en el que se funden la historia y la teoría literarias, la semiótica, la sociología, la psicología, la pedagogía, las ciencias de la comunicación, la teoría de la lectura, entre otras áreas afines. Tal multiplicidad establece la necesidad de estudiar lo literario como un sistema de interacciones conformadas histórica y socialmente, que trasciende la visión tradicional centrada en la creación autoral como entidad autónoma y autosuficiente. (p.6)

    El abordaje de la LIJ también posibilita la salida a los diferentes componentes del proceso de formación del profesional de la educación tal como se plantea en el siguiente objetivo extraído del programa de la Disciplina:   

    “Sistematizar de modo orgánico, en tareas académicas, laborales e investigativas donde se efectúe el ejercicio analítico del texto literario, lo aprendido tanto en los contenidos de teoría, historia y crítica literarias, como los contenidos de Estudios lingüísticos y el resto de los campos de acción propios del profesional de la Licenciatura en Educación. Español-Literatura”. (Hernández y otros, 2010, p.3)

    El presente trabajo pretende exponer algunas consideraciones y orientaciones en la concepción y desarrollo del sistema de conocimientos de la LIJ contemporánea correspondientes a la Literatura Cubana II, visto en relación con los componentes académico, laboral-investigativo y extensionista.

    Desarrollo

    La concepción del sistema de conocimientos de LIJ tiene su base en el sistema de contenidos presente en la otrora Disciplina Estudios literarios, perteneciente al Plan de estudios D, los cuales se transcriben a continuación, ya que se tuvieron en cuento para la conformación de los programas actuales:

                     La literatura infantil y juvenil. Aproximaciones a una definición. Importancia de esta literatura en la formación de niños, adolescentes y jóvenes. Características generales de la literatura infantil y juvenil. El tratamiento de la dicotomía realidad- fantasía. Presencia del elemento rítmico y plástico.  Obras y autores clásicos de la literatura infantil y juvenil.  Los géneros y sus particularidades en este tipo de literatura. Particularidades de la lírica para niños, adolescentes y jóvenes. Análisis de obras de autores representativos de la literatura universal y nacional. Particularidades de la narrativa para niños, adolescentes y jóvenes. Distintas manifestaciones de la narrativa infantil y juvenil: el mito, la leyenda, el cuento y la novela. Principales características. Análisis de obras de autores representativos de la literatura universal y nacional. Distintas manifestaciones del teatro infantil y para jóvenes. Lectura y análisis de obras representativas del teatro para niños, adolescentes y jóvenes.

                     Estudio de La Edad de Oro de José Martí. El periodismo y la concepción martiana de la literatura para niños. La revista La Edad de Oro. Estructura y características más importantes. Consideraciones acerca de su publicación y rasgos más importantes. Análisis de las páginas iniciales y finales de las revistas.  Estudio de textos de los diferentes géneros contenidos en las revistas. El valor de las ilustraciones para la comprensión de los textos. Interrelaciones temáticas y axiológicas entre los textos que conforman las revistas. Práctica de lectura expresiva, narración, recitación o dramatización de obras seleccionadas (o de fragmentos significativos). La literatura infantil y juvenil cubana de la Revolución. Estudio de obras y autores más representativos.  La literatura infantil y juvenil local como parte armónica y consustancial de la nacional. Estudio de obras y autores más representativos. (Hernández, 2010, p.5).

    A partir de los contenidos anteriores se elaboraron los programas de asignatura. Es necesario destacar que aspectos relacionados con la disponibilidad bibliográfica, centros culturales y diagnóstico integral de los alumnos también se consideraron para la confección de los programas.

    Teniendo en cuenta los núcleos de conocimientos ya planteados se procede a la inclusión de aquellos que no deben dejarse de tratar en la asignatura de referencia.

    A modo de ejemplo, podemos referirnos al programa de Literatura Cubana II, el cual se imparte en el primer semestre del 4°. año de la carrera en su curso diurno.

    El sistema de conocimientos que allí se imparte está referido a la literatura de la República y la Revolución. Es precisamente en este último tema donde insertamos las obras y autores más contemporáneos, con especial relevancia y presencia de los escritores locales.

    Se propone entonces, el estudio de la creación de los principales escritores cubanos (a partir de los 60 hasta la actualidad) y de nuestra localidad, apoyándonos en la lectura, estudio y análisis de obras significativas de cada uno de ellos. Así los futuros profesores de Español-Literatura pondrán en práctica las habilidades adquiridas en los otros semestres para el disfrute y análisis de los cuentos, novelas, poemas y obras de teatro dedicados a las primeras edades y la adolescencia. Por ello, durante el estudio del programa es recomendable que el estudiante continúe teniendo momentos de acercamiento a la literatura infantil y juvenil por medio de actividades extraclases, por ejemplo, la lectura de diferentes obras, orientadas con su guía de estudio correspondiente.

    Su principal objetivo está encaminado fundamentalmente a la sensibilización de los futuros profesores con los diferentes géneros de la literatura infantil y juvenil, puesto que desde la práctica profesional los futuros docentes se insertan en el trabajo con los adolescentes.

    Debe lograrse durante su estudio, el vínculo de la teoría con la práctica y un enfoque profesional que les permita a los estudiantes comprender su utilidad en la formación del profesional de la lengua y la literatura.

    Sin más, exponemos cuál es el sistema de conocimientos que se ha desplegado en el referido programa:

    La literatura infantil y juvenil cubana de la Revolución. La literatura local

    El desarrollo de la literatura infantil y juvenil en Cuba durante el periodo revolucionario. Principales autores y obras.

         Estudio de obras pertenecientes a diferentes autores y géneros. (Oros viejos, de Herminio Almendros, Cuentos de Guane, de Nersys Felipe, Porque tenemos el corazón feliz, de Teresita Fernández, Amor de los pupitres, de Félix Guerra, Del clavel enamorado, de Dora Alonso, entre otras que tanto el profesor como los alumnos tengan a su disposición.

    Autores del panorama de la literatura infantil y juvenil actual: Teresa Cárdenas, Nieves Cárdenas, Maikel Rodríguez Calviño, Enrique Pérez Díaz, Ramón Luis Herrera, Nelson Simón, Alberto Peraza, José Manuel Espino, Eldys Baratute, Abel Hernández, Joel Franz Rosell, entre otros.

      El desarrollo de la literatura infantil y juvenil en Villa Clara como parte armónica y    consustancial de la nacional. Autores y obras más significativas.

    Estudio de diferentes obras y autores pertenecientes a diferentes autores y géneros (Luis Cabrera Delgado, Boris Mesa, Mildre Hernández, Pablo René Estévez, Maylén Domínguez, Lidia Meriño, Arístides Vega…)

    Para el tratamiento de estos conocimientos es válido orientar metodológicamente a los profesores que los impartirán. He aquí algunas de las sugerencias que se ofrecen:  

    Será indispensable el empleo de una bibliografía actualizada, la cual se encuentra en la plataforma digital Moodle de la universidad, así como el intercambio con los escritores por cualquier vía, entre la que se destaca el intercambio a través de las redes sociales.

    La selección de las obras se adecuará al fondo bibliográfico existente en las bibliotecas y librerías, así como en el repositorio de obras literarias en formato PDF.

    El profesor trabajará con el desarrollo de los diferentes géneros en Cuba y en la localidad; priorizará el tratamiento de autores y textos representativos que se consideren capitales en el desarrollo de esta literatura. De ser posible al tratar las obras del género dramático se llevará a los alumnos a la puesta en escena de alguna obra infantil o coordinar una representación con los instructores de arte y actores del grupo Guiñol.

    Se recomienda constatar la solidez en la elección de las obras, su contribución a la formación de valores humanos, estéticos y sobre todo que contribuya al divertimento y provocación de emociones. En el tratamiento a la poesía se tendrá en cuenta el trabajo con la recitación, así como la narración oral en el trabajo con las manifestaciones de la narrativa. 

    Al impartir este programa es muy importante la creatividad del docente.

    Deberá intencionarse en todo momento el trabajo con las diferentes variantes de la lectura expresiva y comentarios en torno a las emociones que provoca las obras.

    Algunas de las clases se impartirán en las escuelas secundarias básicas, en los horarios dedicados al trabajo con la biblioteca y lectura extraclase. Para lo cual es positivo que ya los estudiantes se encuentran insertados en la unidad docente donde desarrollan la práctica laboral docente.

    Igualmente, se gestionará el traslado del salón de clases hacia otros espacios, de manera que la literatura salga del marco del aula y respire en cualquier contexto.

    La evaluación de estos conocimientos deberá orientarse sobre la base de los debates literarios efectuaos. La calidad de la lectura, los intercambios con los escritores, así como la labor de promoción y animación a la lectura en los centros educacionales donde realizan la práctica laboral. De esta manera se da salida a los diferentes componentes del proceso de formación mencionados en la introducción de esta ponencia.

    Conclusiones

    La incorporación de conocimientos de la LIJ en el actual Plan de estudios E contribuye a la preparación teórica y metodológica del profesional de la educación, así como el desarrollo de habilidades profesionales.

    Los componentes del proceso de formación del profesional (académico, laboral-investigativo y extensionista) son atendidos con prioridad desde el campo de estudio de la LIJ, lo cual contribuye a la formación integral del futuro profesor.

    Los programas en donde están presente los conocimientos de la LIJ tienen en cuenta los objetivos y contenidos de la Disciplina Estudios Literarios para el otrora Plan de estudios D de la Licenciatura en Educación. Español-Literatura, asimismo se atienden las características propias del territorio y el fondo bibliográfico existente en los centros de documentación, bibliotecas y librerías.

    La implementación de los programas ha contribuido al desarrollo de actividades comunitarias que han posibilitado la promoción de la lectura y el intercambio con escritores que se dedican a la ardua tarea de escribir y actuar para niños y jóvenes.

    Específicamente, en el programa de Literatura Cubana II se intensifica la promoción y animación desde el estudio a obras de la literatura infantil y juvenil del panorama cubano actual.

    El diseño de la evaluación de estos conocimientos tiene que transgredir las formas convencionales y convertirse en instrumentos para debatir, leer, intercambiar en espacios no académicos, en donde la literatura fluya con toda libertad. La pasión y creatividad del profesor resultan esenciales para el logro de una educación literaria en nuestros jóvenes.

    Bibliografía

    Hernández, J.E. et al. (2010). Disciplina Estudios Literarios. Material en soporte digital.

    Herrera, R.L. (2018). Panorama de la literatura infantil y juvenil. Ed. Félix Varela. La Habana.

    Herrera, R.L. “Magia de la letra viva (Cómo formar lectores en la escuela)”. En: CD-ROM de la carrera de LEP, s/f.

    Moré, S.O. (2018). Programa de Literatura Cubana II, Plan E. s/p.

    Etiquetas:

    Claustrofobias Promociones Literarias
    Logo
    Reset Password
    X
    Ir al contenido