El poema exquisito del verano

×

    Sugerir cambios

    El cadáver exquisito es uno de los juegos de participación que aprovecha la escritura, la poesía, para juntar a un grupo de personas en un espacio determinado. Tal vez existan personas que no sepan qué es el cadáver exquisito y las emociones que provoca; pero otros sí recordarán aquellas noches en una habitación de hotel, de campismo, de beca, de peña literaria en la que alguien proponía el juego y pasaban el papel doblado y cada uno escribía dos o más versos sin leer lo que se había escrito. Y al final, se leía la combinación de ideas.

    El poeta y traductor Israel Domínguez, trabajador del Instituto Cubano del Libro y promotor de esta idea, explica que a diferencia del juego original de los surrealistas, donde solo se le mostraba al jugador de turno la última palabra del verso anterior, tanto en la décima como en los poemas que escribirán nuestros bardos se podrá ver todo lo que se ha escrito previamente y el jugador de turno concebirá su línea siguiendo como pauta lo que se ha creado hasta el momento y el tema escogido por el grupo.

    Explica Israel que cada miembro del grupo podrá jugar tantas veces como su colectivo decida. Cada grupo creará una pieza que no exceda las tres cuartillas y podrá adaptarla al número de jugadores, lo cual implica que el juego puede realizarse de verso en verso, escribiendo más de uno en cada jugada, o de estrofa en estrofa. Además, después de finalizado el juego-poema, podrán hacer los cambios que deseen en pos de una mejor factura.

    Josué Pérez Rodríguez, poeta y vicepresidente del Instituto Cubano del Libro convocó al grupo de programación del Instituto, en el cual ahora trabajo, a proponer acciones para el verano. Pensé en una acción que uniera a poetas de nuestro país, quienes desde hace tiempo no coincidimos en eventos. Era una forma de acercar nuestras almas en pos de una creación que transmitiera al público lector un aliento de esperanza, a pesar de los tiempos difíciles. Entonces se me ocurrió el Poema Exquisito del Verano, basado en el cadáver exquisito, que además significaría una acción poética estival y llevaría implícito la idea de que la poesía también es un producto primoroso y placentero”, me dice Israel.

    Colaboraron amigos que, con entusiasmo y desinterés, accedieron a la ardua labor de convocar y reunir a los poetas. Sin estos coordinadores de los diferentes grupos de bardos que se han conformado, hubiera sido imposible, en menos de dos meses, tener los poemas que hoy podemos disfrutar. Y por supuesto, colaboraron poetas de varias regiones del país y de otras latitudes. Sin ellos, tampoco hubiéramos logrado estas piezas. Colaboró también Arte Poética Latinoamericana (APL), la cual hizo posible la conexión con creadores de América Latina. Y aún colaboran la Casa Iberoamericana de la Décima, encargada de un grupo de decimistas de toda la Isla; el Centro Nacional de Promoción Literaria Dulce María Loynaz, enfrascado en la promoción de los textos; y el departamento de comunicación del Instituto Cubano del Libro, en función de conectarnos con los medios de difusión”.

    Seis provincias, el municipio especial, nueve grupos y nueve poemas, por ahora. Digo “por ahora” porque hay otras diez provincias y el grupo de decimistas que aún trabajan, y si no han terminado, ha sido por la pandemia; no obstante, no han cejado en el empeño. Por otra parte, se debe destacar que dos provincias concibieron dos poemas: Sancti Spíritus y Artemisa. Y Artemisa, gracias a su coordinadora Yuray Tolentino, sirvió de puente para coordinar con otras provincias, con APL y con otras partes del mundo”.

    Son en total 112 poetas, provenientes de Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Camagüey, Sancti Spíritus, Villa Clara, Matanzas, Mayabeque, Artemisa, La Habana, Isla de la Juventud, Colombia, Argentina, Ecuador, Uruguay, Chile, Paraguay, Bolivia, Perú, Puerto Rico, Costa Rica, Nicaragua, Venezuela, República Dominicana, Estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Italia, Holanda, Montenegro y Alemania.

    Los temas están enfocados en cuatro aspectos fundamentales: azar, diversidad, universalidad y referencia. Al azar, cada grupo eligió su tema. El azar se relaciona con lo espontáneo, una de las características del cadáver exquisito. La diversidad responde al propósito de evitar que se repitan los asuntos tratados en los textos. La universalidad equivale a aquellas vivencias del ser humano que, aunque son una constante en la historia de la humanidad, pueden alcanzar en la poesía dimensiones insospechadas. Por otra parte, el tema es la referencia principal de cada poema exquisito, pues a diferencia del cadáver, el poeta de turno escribirá a partir de todo lo que se ha escrito hasta el momento, sin alejarse de lo que se ha tratado. Por supuesto, para el que comienza, el tema es el único referente”.

    “La poesía ha de promoverse en todos los tiempos; en momentos de catástrofe, aún más, pues esta fortalece el espíritu y estimula la imaginación. La mayor satisfacción es percibir la satisfacción de los demás, es decir, ver a poetas y lectores disfrutar los poemas que se han gestado”.

    Poema exquisito de Santiago de Cuba

    El poeta Jorge L. Legrá fue el coordinador del grupo de Santiago de Cuba y el tema fue la familia. Participaron, vía WhatsApp, los poetas Reynaldo García Blanco, Rodolfo Tamayo, Yulexis Ciudad Sierra, Yunier Riquenes, Onel Pérez Izaguirre y Jorge L. Legrá.

    HA SONADO UN GOLPE SECO, una amenaza extraña contra el fluir
        de mi sangre,
    un susto en el portal donde mi hijo arrastra sus juguetes
        con peligrosa inocencia.
    Ha sonado un golpe duro, una señal de que la infancia es solo un sueño
        sin regreso,
    y en el patio, bajo el ciruelo, late el reclamo del leve verano.
    Abro los brazos
    vuelo.
    Abro los brazos
    te alcanzo.
    Abre los brazos
    abraza.
    Miro a través de este hueco en la pared y no responden
    mi hijo no responde
    mis padres no responden
    mi inocencia no responde
    solo el silencio y una extraña luz que se tuerce
    llena mis pasos como el camino que traza el barco sobre el agua.
    Respira madre con la pureza de la espuma,
    haz que resuenen los golpes de amor, de paz y Palabra.
    No puedes ver pero… esta lejanía hace que nombre cada nombre de la casa.
    ¿Acaso habrá algún verso sutil para recuperar la textura de la sangre,
    alguna cosa tierna e invasiva que mutile las razones, los Per cápita
        y las utopías,
    un exterminio masivo que solo deje a salvo el nudo de un largo abrazo?
    Otra vez regresa la voz, mi hijo que se repite
    contra este siglo.
    Entonces miro a través de la ventana,
    observo como la Palabra surge y cerca la casa,
    dejándome solo
    con un hijo en mis espaldas.

    Equipo Editorial Claustrofobias

    El personal editorial de Claustrofobias Promociones Literaria esta coordinado por dos amantes del mundo literario cubano. Yunier Riquenes, escritor y promotor cultural y Naskicet Domínguez, informático y diseñador.

    Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

    Deje una respuesta

    Claustrofobias Promociones Literarias
    Logo
    Shopping cart