Un señor muy gordo con unas alas enormes: de cuando Luis Caissés andaba suelto por la tierra

×

    Sugerir cambios

    Escrito por MsC. Grettel Herrera Peña , MsC. Manuel Alejandro Martínez Abreu

    Dentro del panorama de la literatura cubana dirigida, en primera instancia, a niños y jóvenes, Luis Caissés Sánchez tiene asegurado, desde sus textos iniciales, un lugar privilegiado; de ahí que haya logrado la máxima aspiración de todo escritor: que sus libros puedan ser admirados por cualquier lector, en cualquier país y en cualquier tiempo. No es arriesgado valorarlo entonces, parafraseando a Magaly Sánchez Ochoa, como dueño de una obra perdurable destinada a cruzar fronteras.

     Nació el 11 de septiembre de 1951 en Holguín. Sus padres: Santiago Caissés González, billetero, y la madre Erundina Rosa Sánchez, lavandera de ascendencia española, a pesar de sus orígenes humildes lo formaron en un marco ético donde prevalecían las tradiciones, las buenas costumbres y los preceptos morales.

     En el transcurso de su vida practicó los más disímiles oficios, hasta comprender que su destino ineludible era la literatura. Ejerció como Presidente de la Filial de Escritores de la Uneac en la década de 1990, momento en que dicha organización se consolidaba, luego de surgir en 1989. Pese a los esfuerzos de sus anteriores presidentes, Alejandro Querejeta y Lalita Curbelo Barberán, no constaba en la Uneac ningún espacio literario y es ahí que residen sus aportes en este periodo; al decir de Manuel García Verdecia, actual Vicepresidente de la institución, pues organizó “Las Juevinas”, encuentro literario cuyo nombre hacía eco de las tertulias de Dulce María Loynaz.

     Sus funciones como directivo nunca frenaron su capacidad creativa, entre sus obras publicadas se encuentran El violinista de las siete de la tarde, De cómo nacen los chiviríes, Antilo y Darié. El extraño caso del guerrero que tomó por ayudante a un hombre débil, Cuentos Locos, Pipe, Felipe, cabeza de trapo, Malandrín y Guabairón, De cuando el Diablo Tun Tun andaba suelto sobre la tierra, De pan y canela, Tres mundos para Patricia, Cuentos Testarudos, El caso de la mesa que huyó de su casa, Puertas, Entre pitos y flautas y Zaraí y la ciudad de Yo No Sé.

     Entendía que escribir para niños exige hacerlo con el fundamento y el respeto que ellos merecen, los hombres nunca dejan de ser completamente niños y él mismo nunca dejó de serlo, por tales razones, escribir para ellos era también una forma de escribir para sí mismo. Con esta premisa, reunió una serie de narraciones en un volumen titulado El Pintorcillo, título que rememora sutilmente al antológico Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez; con el que recibió el Premio de la Provincia en 1986 y posteriormente el Premio Nacional Abril en 1992, iniciando el movimiento de la literatura infanto-juvenil en la provincia.

     En su larga trayectoria como poeta, escritor para niños, dramaturgo y chef, recibió un sinnúmero de reconocimientos, premios y distinciones tanto en el ámbito nacional como en el internacional; aparece incluido en diversas antologías nacionales e internacionales y ha colaborado con periódicos y revistas tanto en Cuba como en el extranjero.

    Poeta

    Poeta por naturaleza, no contaminado por modas literarias, Luis Caissés asume con un atisbo muy personal lo cotidiano, y así lo muestra en Amor contra el espacio y contra el tiempo, primer nombre que recibió el poemario para adultos Una simple pared al otro lado y que finalmente se tituló así por ser el lema del concurso Premio de la Ciudad 1987 al que fue enviado por su autor. Este libro, que sale a la luz por Ediciones Holguín en 1987 y posteriormente es editado en España en el año 2005, le otorgó a su autor el Premio de la Ciudad en Holguín 1987, cuyo jurado estuvo integrado por Víctor Casaus, Víctor Rodríguez Núñez, y presidido por Carilda Oliver Labra.

     En 1995, la Asociación Hermanos Saíz de la provincia publica Poemas Nonatos, obra que recopila los textos del autor escritos entre los catorce y diecinueve años de edad, y que cuenta con la edición de Belkis Méndez y George Riverón.

     Cantos de caminos es un poemario para jóvenes cuyo hilo conductor es el amor, y por supuesto, el desamor. Sabias advertencias están presentes en estos textos (revelados por Ediciones Holguín en 1993 y luego por la Editorial Gente Nueva en el año 2009), que cumplen con una de las reglas de la poesía: mostrar y conmover.

     El poemario para niños Cuentos como flores y cantos para raíces sale a la luz por la editorial Gente Nueva en 1994 y financiado por el Fondo de Desarrollo de la Educación y la Cultura. Veintinueve poemas conforman esta edición que –como su nombre lo indica- se divide en dos partes: Cuentos como flores, y Cantos para raíces.

     Sobre poesía ha integrado las antologías: Si ves un monte de espumas (Versos y cuentos cubanos para niños), Corazón de ángel. Antología poética para niños, Poesía Anuario 1994, Escuela y Poesía. ¿Y qué hago con el poema?, Un elefante en la cuerda floja. Antología de la poesía cubana para niños, Calendario de Poemas para leer el XXI, Antología de la Poesía Cósmica Cubana (Tomo II), An InternationalAnthology of Poetry (No love lost III), Maíz regado. Poesía brevísima para niños Siglo XX, Poetas holguineros y Provincia del universo (Tomo I). Selección de Poetas Holguineros.

    Dramaturgo

    Aunque en el teatro Luis Caissés Sánchez no ha incursionado tanto como en la poesía y la narrativa para niños, de igual forma se evidencian sus aportes a este género. Así escribe la obra En busca de Cenicienta, donde la trama es vista desde una óptica diferente, es decir, desde la perspectiva del Príncipe y no de la Cenicienta como lo hiciera Charles Perrault en la obra original.

     La exitosa puesta en escena de En busca de Cenicienta en el 2001 se realizó totalmente con niños procedentes de la Academia de Actuación de la compañía AlaSbuenas, que ya sumaba cuatro años de creada y que tenía su cuartel general en la buhardilla del Teatro Suñol. El estreno fue realizado en el Museo Provincial La Periquera, constatándose no solo la calidad artística del texto, sino también la del espectáculo.

     Para adultos reserva Entre la espada y la pared, obra publicada en la antología de teatro El hacha y la diosa (2004), en la que aparecen piezas de dramaturgos de la localidad como Carlos Jesús García, José Luis García y Pedro Ortiz.

    Chef

    Luis Caissés Sánchez es egresado del Politécnico de Hotelería y Turismo en la Especialidad de Cocina Genérica Nacional e Internacional y ejerció por quince años el arte culinario. “Aunque siempre le gustó la gastronomía, nunca pensó que llegaría a ella por la inesperada vía del cocinar, uno de los más antiguos oficios de la humanidad, aunque para él fue un modo de ganarse el pan, una necesidad exterior” (Sarusky, J. 1996: 29).

     Luis Caissés publicó Para aprender a cocinar mejor, libro a cargo de la Editorial Oriente en el año 2010 donde muestra cómo hacer deliciosos platos con lo cotidiano, teniendo en este texto el instrumento esencial para conocer los secretos en la realización de cada receta.

     A través de esta obra, Caissés muestra cómo el conocimiento de los antecedentes históricos de la nación cubana es fundamental por su relación con el desarrollo de la cocina. Este libro contiene además las reglas para convertirse en un buen comensal y el autor acude a sus conocimientos creativos para incluir, por orden alfabético, determinadas historias y personalidades que han destacado sobremanera en el arte culinario, así como curiosidades con igual enfoque.

     Por su quehacer y entrega, este prolífico escritor holguinero recibió la Medalla al Mérito Culinario, máxima distinción que otorga la Asociación Culinaria de la República de Cuba.

    Características de su obra

    Muchos de los comienzos de sus textos tienen el hálito mágico del tradicional “había una vez”, que no se pierde en vericuetos, sino que va directamente a entrar en acción y, para ello, precisan del espacio y del personaje.

     Para el autor lo más importante es comenzar precisando el espacio físico, es decir, el lugar donde se desarrollará la historia y, a continuación, quiénes serían él o los protagonistas.

     Sus personajes se caracterizan por estar muy bien delineados, por ser convincentes aún en la más descabellada fantasía. Son portadores de valores humanos en tanto virtudes y defectos; a veces traviesos y contradictorios, pero en ellos predominan los valores positivos.

     Los relatos se mueven con frecuencia del realismo poético al realismo mágico, con soltura y naturalidad. Domina el diálogo, de manera tal, que este le permite desentrañar las conductas y caracterizar mejor a los personajes, al utilizar epítetos para nombrarlos.

     Los textos de Caissés utilizan el amor y el drama, a veces en interesantes contrapuntos. No le interesa contar historias truculentas ni efectistas. Sus personajes se mueven en el mundo de la cotidianidad más sencilla, o el de una fantasía tan extraordinariamente verosímil, que parece cotidiana. Pero en el mismo se enfrentan a situaciones y problemas, a conductas y decisiones que sí le interesan al ser humano de cualquier latitud.

     Caissés es protagonista de la construcción del socialismo y de toda su complejidad. El triunfo revolucionario en enero de 1959 constituyó un hecho histórico transcendental para su formación no solo como escritor, sino como ser humano. El cambio social y la transformación ético política que se opera en la sociedad le otorgó una marcada identidad a su obra.

     Ha sido considerado como el autor holguinero más divulgado en el contexto nacional e internacional, avalado por su inclusión en el Catálogo de Escritores e Ilustradores Latinoamericanos del libro infantil y juvenil en el 27 Congreso de la Organización Internacional para el Libro Juvenil (IBBY).

    Trascendencia de su obra

     “El Pintorcillo” es un programa de doce minutos transmitido por Tele Cristal con frecuencia semanal. Realizándose en estudios y exteriores, sus creadoras fueron Nora Martínez y Paula Isabel Reinaldo, actualmente su asesora. Con más de seis años de creado, el programa lleva este nombre en homenaje a Luis Caissés Sánchez y a su personaje más famoso, por lo que se le dedicó la primera versión del mismo.

     “La Ronda del Pintorcillo” es el primer festival concurso de la canción infantil realizado en Cuba tras el triunfo de la Revolución. Surge en el año 1976 y en sus inicios se realizó con la Sinfónica de Oriente. Primero, por Holguín poseer la condición de región, se le nombró como Festival Regional de la Canción Infantil y posteriormente, tras la división política administrativa, adoptó el nombre de Festival Provincial.

     Las obras de Luis Caissés fueron incluidas en los planes de estudio del Instituto Superior Pedagógico de Holguín, de la Enseñanza Media o Secundaria y de la Enseñanza Primaria. En su homenaje, la librería baguanense lleva, igualmente, el nombre de El Pintorcillo.

     Con la máxima de brindarle al niño no solo el placer de las lecturas sino de ver germinar en ellos valores capaces de acompañarle y servirle para toda la vida, se debe disfrutar del legado de este escritor holguinero.

    Referencias bibliográficas

    • -Cimarro López, Á. (2004): La lírica holguinera para niños de la etapa revolucionaria (1959- 2000): valorización y difusión. Tesis presentada en opción del título de Máster en Historia y Cultura en Cuba. Instituto Superior Pedagógico José de la Luz y Caballero. Holguín.  
    • Moreno Tamayo, A.R. (2004): La narrativa para niños en Holguín en el periodo revolucionario (1959-2000). Tesis presentada en opción del título de Máster en Historia y Cultura en Cuba. Instituto Superior Pedagógico José de la Luz y Caballero. Holguín.
    • Mulet Pérez, A. (2009): La otra lectura. Ediciones Holguín. Holguín.
    • Ossorio Salermo, A.M. (2009): La literatura infantil local y su contribución a la formación literaria de los estudiantes de la Licenciatura en Educación Primaria. Tesis presentada en opción al grado científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas. Facultad de Informática. Instituto Superior Pedagógico José de la Luz y Caballero. Holguín.
    • Sarusky, J. (1996): El unicornio y otras invenciones. Ediciones UNIÓN. La Habana.

    Etiquetas:

    Claustrofobias Promociones Literarias
    Logo
    Reset Password
    X
    Ir al contenido