12 años promocionando la Literatura Cubana
RECOMENDADO

Joel Herrera: “Mi pasión es la Literatura, no la vida literaria”

×

    Sugerir cambios

    El 31 de julio de 2023 se entregaron los Premios David correspondientes al año 2023. El villaclareño Joel Herrera Acosta, miembro de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), fue el ganador en poesía, con su libro “Las Estancias del Aire”, según él, un cuaderno de 57 páginas que nace y se consolida con su experiencia en el extranjero, sobre todo en Concepción, Chile.

    Joel escribe teatro, género con el que inició en los talleres, e incluso ganó el Encuentro Debate Nacional en 2014 con una obra de teatro llamada “Batey”. Y en poesía ha recibido el Premio de Poesía Ciudad del Che, 2017; Premio Mangle Rojo, 2019. Textos suyos aparecen en las antologías Estos poetas del milenio, de Eduardo Martínez Malo (EE.UU, 2015); Corazón Central, de Luis Franco González (Ecuador, 2016); y La estrella en Germen, de Sergio García Zamora (Cuba, Ediciones Sed de Belleza 2017). Joel es uno de los integrantes del grupo literario La Estrella en Germen, ese grupo de muchachos que desde Villa Clara han ganado en tres ocasiones el Premio Loewe.

    Los que han seguido el trabajo literario de Joel Herrera pudieran preguntarse si él era o no, un autor inédito como exigen las bases del concurso. “En 2019 gané el premio Mangle Rojo de poesía. Por los atrasos en la publicación del libro lo retiré del plan editorial conservando la condición de inédito, era un cuaderno de 41 páginas llamado “Narahupía”, explica para los curiosos.  “Además nunca fue una prioridad publicar. Mi pasión es la Literatura, no la vida literaria, siempre me he ganado la vida y la de mi familia sin poner a la poesía a buscar el pan de la casa, eso le quita mucha carga de los hombros al lenguaje”.

    ¿Cuáles son los resortes que mueven este libro?

    Cuando era niño mi casa en las afueras de Santa Clara, de tablas de palmas y tejas españolas, fue desarmada y puesta sobre unas carretas cañeras que la llevaron hasta Santo Domingo y literalmente la sembraron en un terreno vacío frente a un cañaveral. Esa sensación de dislocación, esa cualidad humeante de lo que suponemos sólido e inmutable me ha acompañado toda la vida. “Las Estancias del Aire” nacen del viaje a Chile con mi esposa y mi hija. Era otra vez arrancar la casa y ponerla al otro lado del mundo.

    El hogar va con uno, pero las estructuras exteriores fijan y estabilizan el estado interior, en mi caso todo es aéreo, volátil, inestable. Tengo una certeza como un grano de arena, de esa certeza nace el desierto en las mañanas y muero con él en la noche, de esa muerte nace la selva de la imaginación que rompe sin cesar hasta la segunda muerte ante el sol, y luego de la muerte el nacimiento cerrando el círculo como Perelín y Goab.

    En la premiación te referiste al poeta Abel Dopico, y le dedicaste el premio. ¿Por qué?

    Frank Abel Dopico fue el primer poeta vivo que me conmovió, esa fascinación es irrevocable. Hay autores que tienen un nombre más grande que su obra, más ademanes y poses que versos potentes. Dopico era un contador de cuentos, un tipo al que escucharías hasta el fin de los tiempos sin aburrirte. Leí El correo de la noche (premio David 1988, premio de la crítica 1989), Algunas elegías por Huck Finn (premio Ciudad de Santa Clara, 1989) y Las Islas del Aire (1999), además de los Puentes de Arcadia y País de los caballos ciegos, estos dos últimos los he leído solo una vez.

    El grupo literario al que pertenezco, La Estrella en Germen, tiene mucho de esa relación alucinada con la palabra y la creación, recuerdo mucho las conversaciones con los amigos sobre todo Adianys, Isbel, Ernestico, Reiniel dónde hablamos de vivir poéticamente, creo que de modos distintos hemos sido fieles a Dopico, en espíritu, y como corresponde ninguno de nosotros escribe parecido a él.

    ¿Cuáles son los poetas de cabecera de Joel Herrera?

    La creación, como el infierno griego tiene tres ríos: primero los clásicos de todos los tiempos, segundo los grandes del idioma castellano, y tercero los grandes de la nación, en ellos bebo. A esas tres fuentes le agrego, para salir del infierno, a mis contemporáneos en especial a mis amigos de La Estrella en Germen, nada es más proteico que leer con humildad y fuerza a los poetas de tu tiempo, hacer una aprehensión de su obra que te permita crecer, las bajas pasiones inhabilitan la creación, el amor es fecundo.

    Para citar algunos nombres te diría del primero: Homero, Safo, Dante, Shakespeare, Cervantes (leo mucha narrativa, para mí de hecho la poesía es más una calidad alcanzada por el texto que determinada forma de escritura), Víctor Hugo, los románticos ingleses, los simbolistas franceses, Whitman y otra vez Whitman, del siglo XX Eliot, Ezra Pound, Derek Walcott, Saint-John Perse, Sylvia Plath, Ted Hughes, por ahí van los tiros de los buenos poetas sin distingo del idioma.

    De la tradición en lengua castellana está el siglo de oro español: Antonio Machado, Lorca, Neruda, Pablo de Rokha, Huidobro, Alejandra Pizarnik, César Vallejo a quien leo con las vísceras, por ahí va. De la tradición cubana Martí, Heredia que es antes pero está después siempre de Martí, Casal, Agustín Acosta, Rubén Martínez Villena, Guillén, todo Orígenes en especial Fina García Marruz, Eliseo Diego, Gastón, Lezama, y el teatro de Piñera; luego Lina de Feria, Luis Rogelio Nogueras, la generación del ochenta, Roberto Manzano como un árbol frutecido y una sombra buena para recobrar el aliento; de los ceros Sergio García Zamora que es eso y mucho más, también algo de Oscar Cruz, Legna pero no mucho, Jamila Medina, Eduard Encina, Idiel García. De mis contemporáneos leo a todos los que puedo: Antonio Herrada, Ediel Pérez Nogueras, el grupo La Estrella en Germen, ahora, por el momento solo vuelvo a leer más de una vez los cuadernos de Reiniel Pérez y Ernesto Delgado.

    Comparte este contenido con tus amigos

    ... Hosting WordPress

    Etiquetas:

    Yunier Riquenes García
    Yunier Riquenes García

    Licenciado en Letras (2006). Ha obtenido, en el género de cuento el Premio Cauce, Premio Razón de Ser, Premio La Isla en peso, la Beca de Creación Fronesis y la Beca de creación. Cofundador de Claustrofobias Promociones Literarias con Naskicet Domínguez Pérez

    Claustrofobias Promociones Literarias
    Logo
    Shopping cart