12 años promocionando la Literatura Cubana
RECOMENDADO

La «escrivida» de un escritor español llamado Gonzalo Moure

×

    Sugerir cambios

    Escrito por Idiel García

    En el casi lejano 2016 tenía yo entre mis amigos de Facebook a un escritor español llamado Gonzalo Moure, de quien había leído algunas publicaciones sobre los refugiados saharauis, y cuya ficha de autor leí en alguna revista o web dedicada a la LIJ hispanoamericana. En ella destacaban innumerables reconocimientos, casi todos los que otorga su país, y algunos cuantos representativos fuera de España, entre ellos el prestigioso premio White Ravens. Pero lo que más me intrigó entonces no fueron sus galardones, sino su manera de presentarse en su biografía, y aquella palabra con la que él definía su escritura: «escrivivir».

    Como buen buscador de libros, que es, a la larga, lo que mejor sé hacer, salí a bucear en el océano de Internet a la caza de sus títulos más codiciados. Y tuve suerte. Muy pronto me encontré leyendo obras que luego se convertirían en lecturas revisitadas y en algunos de mis títulos preferidos: El oso que leía niños, El movimiento contínuo, Maíto Panduro, Los caballos de mi tío, El síndrome de Mozart, El beso del Sáhara, Palabras de Caramelo, En un bosque de hoja caduca… Y algún otro.

    Un día me encontré pidiéndole un título para publicarlo en la Editorial Sed de Belleza, que entonces yo dirigía, y con sorpresa para mí y un enorme placer, en poco tiempo me llegó la respuesta de aquel escritor para mí tan lejano geográficamente. Decía que sí, que encantado, que qué libro deseaba publicar en Cuba, y yo que cualquiera, que todos me gustaban, y él que si me parecía que pudiera ser Palabras de Caramelo, y yo que sí, que encantado. Así empezó lo que tiempo más tarde se convertiría en una amistad sin fronteras.

    • Producto
    • Especificaciones
    Kori es un niño sordomudo de ocho años que solo reconoce las palabras en los movimentos de la boca. Por eso es capaz de saber lo que le dice su mejor …
    Editorial

    Publicado

    Autor

    N° de páginas

    56

    Cualquiera que haya tenido la dicha de leer libros como Palabras de Caramelo, Los caballos de mi tío, El beso del Sáhara, El oso que leía niños, En un bosque de hoja caduca, Maíto Panduro…, comprenderá inmediatamente que se encuentra ante la obra de un escritor grande, y de un alma todavía más grande. Si algo destaca en la obra de Gonzalo Moure, más allá de su extraordinaria calidad literaria es, precisamente, la grandeza de su alma. Cada libro suyo está poseído por una especie de milagro que pocas veces tiene lugar en un libro, ese misterio indescifrable que es capaz de embrujarnos y fraguar una relación indestructible entre la obra y su lector. Y es que, como bien ha definido su escritura Gonzalo Moure, se trata de la «escrivida». Cada página suya es también una página de vida, y no se trata de una autobiografía, aunque también es posible que Kouri o Maíto o cualquier otro personaje suyo sean un poco Gonzalo Moure, sino de una literatura capaz de expresar en toda su belleza y su intensidad y hasta en su misterio, esa energía que siempre trae consigo la existencia.

    Quizá solo se trate de autenticidad. Quizá solo se trate de eso. Porque Gonzalo no sabe ser de otra manera. Toda su existencia y toda su literatura son el resultado de una autenticidad radical que es capaz de hacernos vivir en cada historia suya. Y esa autenticidad que se siente en una novela o en un cuento suyo es la misma que brota del ser humano que él es.

    Alguien a quien quiero mucho me dijo recientemente estas palabras: «Conocer a Gonzalo Moure es una de las cosas más grandes que me han pasado en la vida». Y, curiosamente, cuando lo dijo comprendí que era exactamente así. Quizá nos ha pasado a todos los que hemos tenido la dicha de conocerle. Y eso es hermoso. No es algo que podamos expresar de todas las personas que conocemos. Con el solo hecho de estar presentes, los seres humanos como Gonzalo Moure nos hacen mejores personas, ya sea a través de sus libros o mediante su palabra viva en una conversación al calor de un café. Nosotros, los que lo hemos leído, los que le hemos escuchado, los que hemos tenido la dicha de compartir un café con él, agradecemos ese privilegio.

    Como Juan Farías o como Jack London o como Astrid Lingren, los libros de Gonzalo Moure permanecerán. Serán leídos como referencias de una época y de una cultura. Con ellos aprenderemos a ser mejores escritores y a ser mejores personas. Con ellos viajaremos y conoceremos otras culturas, otras vidas, ellos formaran un tejido íntimo con nuestra sensibilidad, con ellos aprenderemos a escribir, pero también a vivir. Y mañana o pasado mañana podremos decir con orgullo, ese clásico indiscutible de nuestro tiempo, es nuestro amigo.

    Comparte este contenido con tus amigos

    ... Hosting WordPress

    Equipo Editorial
    Equipo Editorial

    El personal editorial de Claustrofobias Promociones Literaria esta coordinado por dos amantes del mundo literario cubano. Yunier Riquenes, escritor y promotor cultural y Naskicet Domínguez, informático y diseñador.

    Claustrofobias Promociones Literarias
    Logo
    Shopping cart