Sábado del libro en Granma, dedicado a Julio Girona

×

    Sugerir cambios

    Granma, (Manzanillo) 6 dic. – Con un pronunciamiento de respaldo a la declaración del Ministerio de Cultura en Cuba, inició en la mañana, el espacio Sábado del Libro que organiza el Centro de Promoción Literario “Manuel Navarro Luna”.

    Ángel Larramendi Mecías, escritor y director de la institución cultural, durante su intervención dio lectura al pronunciamiento de Abel Prieto, en el que se expresa: “Es totalmente legítimo dialogar sobre cómo consolidar los vínculos entre creadores e instituciones, sobre manifestaciones experimentales del arte, …, sobre la imprescindible función crítica de la creación artística, …, sobre la libertad de expresión y otros muchos temas. Lo que no resulta legítimo es el irrespeto a la ley, la pretensión de emplear el chantaje contra las instituciones, ultrajar los símbolos de la patria, …, participar en acciones pagadas por los enemigos de la nación, …, atizar el odio“.

    En la actividad el escritor y especialista Juan Manuel Alsina Milanés presentó los libros “Seis horas y más” y “Café frente al mar“; en tanto Marlene Moreno promocionaba el libro “La corbata roja y otros poemas Girondinos“.

    Dedicado al aniversario 106 del natalicio del más universal de los artistas manzanilleros, ocurrido el 29 de diciembre de 1914, se realizó una lectura de relatos y poemas del poeta, narrador, caricaturista, pintor y escultor; galardonado con el Premio Nacional de Artes Plásticas; y fue presentada una pequeña muestra de caricaturas realizada por Julio Girona a Doña Martina Luna, Ignacio Villa y Navarro Luna.

    GENTE BUENA

    En el país de Lincoln
    y Walt Whitman
    existen hombres
    como Nixon, Reagan y Bush.

    Tienen también buena gente,
    gente famosa y gente desconocida.

    Tienen negros, italianos,
    rusos, judíos, árabes, chinos,
    alemanes, mexicanos, irlandeses,
    indios, húngaros y latinos.

    Por desgracia no mandan
    los buenos.

    UN SUEÑO
    Hubiera querido
    verlo en Nueva York.
    Oírlo en un club de trabajadores.
    Hubiera querido verlo en Tampa.
    hablándole a los tabaqueros
    cubanos.

    Hubiera querido verlo
    en el Club San Carlos,
    en Cayo Hueso.

    Hubiera querido oírlo
    decir sus Versos sencillos.

    J. Girona

    Reporte de Ángel Larramandi Mecia

    Claustrofobias Promociones Literarias
    Logo
    Cambiar contraseña
    Ir al contenido