ENTREVISTA | Ariel Pérez Rodríguez: “Julio Verne no pasa de moda”

×

    Sugerir cambios

    El traductor y ensayista cubano Ariel Pérez Rodríguez es uno de los grandes promotores de Julio Verne en habla hispana. Su pasión por Verne comenzó a los doce años y más adelante buscaría las huellas del autor francés en librerías y bibliotecas antiguas cubanas. Después creó un portal web, una revista, propuso crear la Sociedad Hispánica Julio Verne, de la cual es su presidente, y ha traducido parte de su obra para Cuba y España.  

    Además de los proyectos vernianos y otros no vernianos, Ariel va desarrollando un proyecto cultural con su esposa. Se trata de La Casa Obrador, espacio donde se respira la cultura y el arte cubanos y a través del cual ofrecen una ventana abierta a la creación histórica y contemporánea de la isla.

    En tiempos de Covid-19, Ariel Pérez Rodríguez no ha detenido su labor promocional de este escritor y se sumó pujante al grupo La Estantería Cubana para seguir promoviendo la literatura en tiempos de confinamiento.

    ¿Cuándo descubriste a Julio Verne?

    La primera vez que leí una obra de Julio Verne fue a los doce años. Encontré De la Tierra a la Luna en el librero de mi papá, una edición cubana de Gente Nueva, que, además, incluía Alrededor de la Luna, que es la segunda parte de la novela. Lo que leí me gustó y como no había otros, me di a la tarea de buscar más de aquel autor que hablaba sobre viajes a la Luna en una bala de cañón con tanta precisión y detalles. En ese punto debo significar que la Astronomía siempre me atrajo. Con el tiempo, logré comprar todas las obras del autor francés publicadas en Cuba, unas treinta. Ahí fue cuando se develó ante mis ojos el improbable descenso al centro de la Tierra, la hazaña de dar la vuelta al mundo en 80 días, las aventuras del misterioso Nemo y las historias de un grupo de personas que «caen» un buen día en una isla misteriosa, teniendo solo para sobrevivir la naturaleza en derredor y el conocimiento que aplican para sobreponerse a las circunstancias.

    Le has dedicado muchas horas de lectura, investigación y traducción a Julio Verne…

    Te cuento que, luego de aquellos primeros pininos en el mundo verniano, como lector, me cayó entre las manos un pequeño libro publicado en Cuba, como una especie de folleto de 52 páginas, titulado Julio Verne en su 150 aniversario, que fue publicado en 1979 por la Editorial Orbe en La Habana. Este pequeño estudio fue el detonante, diríamos el parte aguas, entre el lector y el investigador, el momento que delimitó ambos extremos.

    En el libro venía una lista de los Viajes extraordinarios (con ese nombre genérico se le conoció al conjunto de más de sesenta novelas publicadas por Verne). Al ver aquella lista y ver que sus libros no eran solo los treinta y tantos publicados en Cuba, sino que había más, hizo su presencia el bichito de la curiosidad y con él se inició la búsqueda de lo que había más allá. Después de años de búsqueda y visita a los libreros particulares, logré comprar algunos títulos más, no publicados en Cuba, y leerlos, pero todavía andaba corto.

    Ya después, Internet mediante, me lancé a la búsqueda y captura del resto de los libros de la colección y decidí poner en línea en el 2001 un sitio web sobre el autor donde exponía todo lo que había encontrado hasta esa fecha. Con el paso de los años, el sitio web se convirtió en referencia internacional, ganando incluso premios por contenido y diseño. Me permitió introducirme en el mundo verniano internacional, contactar a especialistas y dedicarme más en serio a la investigación sobre el autor.

    Como la traducción es algo que me apasiona, me propuse llevar al español todo aquello de Verne que aún es inédito en nuestra lengua y de ahí vienen las largas horas de traducción. De momento, he publicado cuatro libros con textos inéditos de Verne (San Carlos y otros relatos, España, 2012; El marqués de los Tilos y otros cuentos (Cuba, 2017); Relatos inéditos, España, 2018 y Edgar Poe y sus obras, España, 2020). Y se acaba de publicar uno muy especial en el que hemos participado siete traductores para poder llevar Doctor Ox, un cuento de Verne, a siete de las lenguas habladas en España.

    • Producto
    • Especificaciones
    Ampliamente conocido en Cuba, Julio Verne, el creador de los Viajes extraordinarios, no deja de sorprender casi dos siglos después de haber escrito …
    Autor
    Editorial
    Publicado
    Encuadernación
    Colección
    Estado

    ¿Qué es la Sociedad Hispánica Julio Verne, y cómo trabajas en ella?

    La Sociedad Hispánica Jules Verne surge en 2012. Aunque parezca increíble, hasta la fecha de fundación de la Sociedad, no existía asociación alguna que agrupase a los vernianos hispanos. Tuvo como antecedente un foro creado en Yahoo que agrupó a miles de aficionados a la obra de Verne y en el cual propuse la idea de crear una asociación que reuniera a los hispanos. Eso fue en el 2009 y aunque la idea no tuvo mucho eco sí sentó las bases para que tres años después pudiera concretarse. Fue Nicolás Moragues, un español, quien me contactó interesado en mi sitio web y teniendo por elemento común a Verne.

    A partir de ese momento, luego de varios intercambios por correo electrónico y de revivir la idea de fundar una sociedad, decidimos llevar a vías de hecho aquella idea y fue de esa manera como en julio de 2012 se registró oficialmente la nueva sociedad ante el Gobierno de España. En un primer momento éramos cuatro: Nicolás, el peruano Cristian Tello y otro español, muy activo verniano, Pasqual Bernat. En la actualidad, ocho años después, ya la Sociedad cuenta con más de 200 miembros de más de 20 países. En las primeras elecciones -que son cada cuatro años- fui elegido presidente, hasta la actualidad. La Sociedad tiene un sello editorial propio, Ediciones Paganel, dedicado exclusivamente a Verne, que cuenta hoy con 20 títulos publicados. Se han celebrado dos Congresos Vernianos, incluyendo uno en La Habana, en 2017. Tenemos una revista oficial que se publica tres veces al año y nuestros libros y revistas están disponibles en bibliotecas de España, Francia, Estados Unidos, Canadá y Alemania.

    ENTREVISTA | Ariel Pérez Rodríguez: “Julio Verne no pasa de moda” 2
    http://shjv.org/

    También formas parte del equipo de una revista…

    Sí, la revista se llama Mundo Verne y la creé en la ahora lejana fecha de 2007. Fue el medio que encontré para canalizar toda esa información estudiada y encontrada sobre Verne. Cuando terminaba cada número lo ponía en el sitio web que había creado y se distribuía digitalmente. Para poder sacar la revista convoqué a varios especialistas vernianos a enviar artículos. La respuesta fue muy buena y de pronto me encontraba yo traduciendo, editando y maquetando una revista que, en tan solo dos años, logró publicar diez números hasta el 2009. En ese momento, debido a motivos personales tuve que detener su elaboración para luego retomarla tres años más tarde, con la fundación de la Sociedad. A partir de ese año se comenzó a publicar en papel regularmente tres veces al año y se distribuye a los socios. En la actualidad ya se han publicado 34 números.

    Dos libros publicados dedicados a Julio Verne en Cuba. Háblame de cada uno de ellos…

    Efectivamente, en Cuba he tenido la suerte de publicar dos libros sobre Verne. Uno de ellos una investigación sobre la vida y obra del autor y otro con traducciones de relatos hasta entonces inéditos en español. En el caso del primero, Viaje al centro del Verne desconocido, fue publicado en 2009 por Gente Nueva y en gran parte le debo su éxito a la confianza depositada en el libro por Enrique Pérez Díaz, en ese momento director de la editorial, que vio las potencialidades que tenía como texto para el público cubano. El libro se agotó rápidamente en librerías. De vez en cuando me sorprendo cuando personas dentro y fuera de Cuba me hablan del libro, a veces sin saber quién lo escribió. En el caso del segundo, a raíz del Congreso Verniano que se celebró en la capital cubana, Ediciones Capiro y su director Jorge Luis Rodríguez Reyes creyeron que sería un buen momento para publicar textos de Verne y así salió a la luz El marqués de los Tilos y otros cuentos, que fue presentado en el evento.

    ¿Cómo promover y leer hoy a Julio Verne?

    Dentro de ocho años, en el 2028, será el 200 aniversario de su nacimiento. Julio  Verne no pasa de moda. Se sigue leyendo en nuestros días. En ese sentido la Sociedad Hispánica lanzó, en el 2018, lo que consideramos podría ser una iniciativa que resulte en un día mundial de leer a Verne. Se celebra el 8 de febrero de cada año (es el día de su nacimiento). Leer a Verne en el siglo XXI es descubrir su esencia de precursor, asistir al encuentro del escritor que noveló la ciencia, el que introdujo esas máquinas e invenciones extraordinarias como parte de esas aventuras que nos hicieron recorrer casi todo el globo terráqueo. De acuerdo a los archivos de la UNESCO, es el segundo autor más traducido en el mundo después de Agatha Christie.

    Si hay algo indiscutible es que su obra ha perdurado, permanecido en el gusto de jóvenes y adultos, inspirado a generaciones posteriores de científicos y viajeros, generado trabajos de investigación, tesis de maestría, biografías, bibliografías, revistas, boletines y cientos de publicaciones. La imagen que nos han vendido es la de un Verne icónico, como padre de la ciencia ficción. En ella se basan los fantásticos filmes que se producen en Hollywood, es el escritor que alimenta la imaginación popular.

    Por otro lado, está el otro Verne, el verdadero, el escritor de la serie que lo inmortalizó, el hombre, aquel que se erige como el creador de la ciencia novelada en el seno de la literatura francesa, ese que aparece como el auténtico creador de un mundo para el futuro de los hombres haciendo uso de la pedagogía, la didáctica y la cualidad de saber entretener. Verne se mantiene vivo en el gusto popular por esa capacidad de hacernos soñar a través de su literatura bien escrita, de su estilo directo y descriptivo; por la cualidad de transmitirnos esa fuerte ilusión de libertad solo limitada por la naturaleza y la moral, con horizontes cada vez más extendidos por la razón y la ciencia, a través de sus héroes humanos que se apoyan en la tecnología para llegar a lugares recónditos -donde en ocasiones nadie había llegado antes-, y lograr las hazañas más recordadas.

    No olvidemos la exposición pedagógica en sus obras que permite que el lector absorba los conocimientos más profundos de una forma didáctica y fácilmente asimilable. Verne ha hecho viajar a varias generaciones durante más de ciento cincuenta años y sobre su permanencia en el tiempo ya Raymond Roussel había anticipado que «él es, por mucho, el genio literario más grande de todos los siglos. Él quedará cuando todos los otros autores de nuestra época hayan sido olvidados».

    ¿Cómo has vivido la COVID y cómo la literatura ha sido sostén y fe?

    En tiempos de Covid-19, en esos momentos en el que nos recluimos durante meses para poder contribuir con el resto del mundo y con nosotros mismos, los proyectos se acumulan. El deseo y la necesidad de seguir escribiendo y creando hacen que la literatura y el arte en general sea ese sostén importante en tiempos de reclusión. En mi caso, además de los proyectos vernianos y otros no vernianos, está también la realidad de un proyecto cultural que vengo desarrollando con mi esposa, Yaikel Águila Camacho, quien ha sido sostén permanente en todos estos largos años de creación verniana. Se trata de la Casa Obrador, espacio donde se respira la cultura y el arte cubanos y a través del cual queremos ofrecer una ventana abierta a la creación histórica y contemporánea de nuestra isla, siendo este uno de nuestros principales intereses y objetivos, de manera que esa memoria histórica cubana sea rescatada, salvaguardada y mostrada a las nuevas generaciones. Una casa editorial, una galería de arte y un espacio de encuentro sostienen el trabajo en pos de esos propósitos.

    ¿Cómo has vivido el proceso del grupo La Estantería Cubana?

    En abril de este año, un día, me encontré inmerso en un grupo lleno de mensajes sobre libros y donde ya comenzaban a circular algunos libros en formato PDF o EPUB. Luego supe que fue mi amiga Déborah Gil quien me había «deslizado» dentro del grupo. Comencé a participar, a comentar y a aportar libros y revistas, sobre todo cubanos. Con el paso del tiempo «La Estantería Cubana» -que ya cuenta hoy con casi dos mil miembros- se ha mantenido como grupo de preferencia de cubanos y foráneos que llegan para comentar, compartir vivencias y experiencias relacionadas con la lectura.

    Queda demostrado que en estos tiempos de invasión audiovisual sí se lee y que sí existen lectores que prefieren seguir aprendiendo y soñando, viviendo con una lectura de cabecera, ya sea en papel o digital. La Estantería fue necesaria en el peor momento de la crisis de la pandemia, pero sus bases sólidas han demostrado que puede sobrevivir mucho más allá. No solo son los libros sino el contacto, el conocer a personas, el compartir gustos comunes, el saber que no se está solo, el saber que miles de personas tienen tus mismas aficiones. Hacen faltan muchas Estanterías en Cuba y en el mundo.

    ¿Cuánto ayuda el trabajo de La Estantería Cubana y lo que has hecho para proteger y salvaguardar parte de nuestras publicaciones?

    Toda nación debe luchar por preservar su identidad y parte de esa identidad es su memoria histórica. Sin memoria histórica no hay recuerdos, no hay nada que contar a las nuevas generaciones, no hay pasado, ni presente, ni futuro. Sobre la historia descansan los hechos que vivimos hoy en día y son parte de los acontecimientos que viviremos en los años futuros. Es por eso que también La Estantería se convierte en espacio esencial para llevar a cabo esa labor de minería que -con precisión de relojero- se requiere para poder influir en aquellas personas e instituciones que deseen colaborar. En La Estantería se ha creado ya de hecho una archivo compartido y accesible a todos con aquellas publicaciones que se han logrado rescatar. Conocer y preservar nuestra historia, es preservar el futuro.

    Etiquetas:

    Claustrofobias Promociones Literarias
    Logo
    Reset Password
    X
    Ir al contenido