Un regalo de Teresa Melo a Lina de Feria

×

    Sugerir cambios

    LINA DE FERIA: Premio Nacional de Literatura!

    Como regalo para completar las alegrías personales y las comunes de estos finales de año, se anunció que Lina de Feria obtuvo el Premio Nacional de Literatura. Nacida en 1945 en Santiago de Cuba, ha ejercido esa rara cualidad de la firmeza y la lealtad a sí misma.

    A la sombra de su poesía, los escritores de la promoción de los ochenta (a la que pertenezco) bebimos el amargo licor de sus palabras, sus poemas, su tozudez esperanzada, su leyenda… compartimos en aquellos años habaneros lecturas y complicidades. Solía decirme que cada año esperaba la invitación a la Feria santiaguera, para reencontrarse con la que fue..

    Son varios los textos que como fantasmas me visitaban desde que encontré, en la desactivada biblioteca de la residencia universitaria de F y 3ra, un ejemplar de “Casa que no existía”, que me apropié sin remordimientos. Pero este que les comparto como regalo ha sido desde entonces resonante fulgor de luz:

    Hace una noche espléndida para morirse
    los animales abandonaron sus tubos de agua
    tratando de encontrar esos refugios
    de que hablaba el cuerpo
    no hallarán nada ni la sombra de sus orejas
    no saben a dónde han marchado
    como nosotros sólo llevan un poco de intuición
    una necesidad de hallar lo cierto
    odian el mismo panorama
    huyen de las raíces sepultadas
    de las palabras sin luces
    se sabrá que también la hermosura nos reconoce
    porque no está en un precepto
    ni en un sitio fácil
    tiene toda la condición de la tierra
    está en el trazo amargo en la evasiva del temor
    en la entrada a cines repentinos
    tú y yo tenemos mundos más grandes
    que este mundo
    noches más largas que esta noche
    estaba dicho que no habría lugar
    y no lo hubo
    que compraríamos jaulas vacías
    y le pondríamos nombres a las calles ajenas
    que también éramos gente de nunca
    gente de resistir y así se hizo
    estaban dichas todas las cosas
    nos esperaba una prisión de animales salvajes
    nuestra separación fue en el comienzo
    cuando tu mano dio contra mi mano
    como si fuera la cola de un pájaro
    dando contra el cuello de una estatua
    nos acercó una piedad sin horario
    ¿no te parece que esto es un mar sin origen
    una mirada bajo el fuego un águila
    hacia un fondo inexpugnable?
    sabemos que el impulso es un despojo
    que se gasta el discurso sobre los fondos simples
    de la tristeza,
    estoy más reducida más ingenua cada vez
    por favor sigue guardando hojas
    en los bolsillos de tu abrigo
    existes como un aire próximo
    como los sobres que se despegan bajo el agua
    es lo único
    aunque hay algo vivo en todo
    creo que nunca acabaré de comprender la vida
    ni esta noche espléndida para morirse.

    Claustrofobias Promociones Literarias
    Logo
    Reset Password
    X
    Ir al contenido