12 años promocionando la Literatura Cubana

Palabras de Nersys Felipe, leídas tras la entrega del Premio Nacional De Radio 2023

×

    Sugerir cambios

    Fotos: Belkys Pérez Cruz y Waldo Ramírez de la Rivera.

    (Radio Guamá) – Palabras escritas por la Premio Nacional De Radio 2023, Nersys Teresita Felipe Herrera, para ser leídas tras la entrega del principal reconocimiento que otorga la Radio Cubana a sus creadores por la obra de la vida. Junto a la pinareña lo recibió el villaclareño, José Gabriel Ramírez Cal.

    Lo primero, agradecer.

    A los agradecidos, dicen, les crece el alma.

    Si eso es así, no sé qué pasará con la mía.

    Y es que hoy tengo tantas gracias que dar.

    Al Consejo de Dirección de Radio Guamá, nuestra emisora, la del pinar de un río, por haberme propuesto para el Premio Nacional de Radio luego de leer mi hoja de vida, el sincero y rico elogio de Luis Hidalgo Ramos y las favorables opiniones de aquellos que conmigo trabajaron.

    Y a la Dirección Nacional de la Radio Cubana por decidirse, convencida y gustosa a darme este premio grande en su cumpleaños ciento uno y en el cincuenta y cinco del Grupo Dramático de Radio Guamá, del que fui fundadora y en el trabajé cuarenta años.

    Lo recibió también, en la CMHW de Santa Clara, José Gabriel Ramírez Cal, la mejor voz radial masculina del centro del país y de las famosas y por todos amadas parrandas que bailan, cantan, brillan, carrocean, farolean, pleitean y se amigan para que nuestro premiado las narre, y para que así, narradas y grabadas, la magia popular y cubanísima de su alma se conserve. Y es tal la maestría del narrador, que lo conservado no solo se oye sino que también se ve. Vive encantado en Camajuaní, e igualmente encantado en Santa Clara, porque frente al parque Vidal y a sus totíes, está la emisora CMHW, su otra casa.

    Otras meritorias personalidades pudieron haber sido las premiadas. Duro trabajo el del jurado. Difícil decisión.

    Cuando me dijeron del premio, no lo podía creer, el corazón me dio un vuelco y tanta fue mi alegría, que me olvidé de los no tengo, de los no sé qué voy a hacer, de mi cara en el espejo, ay, qué viejita me he puesto, y fue solo el premio, solo él.

    Y enseguida, las instituciones celebrándome, la gente diciéndome linduras en mi casa, por teléfono, por las redes, con palabras de poeta, con las llanas de cada día, dándome con ellas amor e ignorando tal vez que cuando el amor nos llega en la “edad alta”, nos hace lo mismo que un riego de agua fresca le hace a una matica a punto de marchitarse.

    Como José Gabriel, hice casi de todo, primero en la CMAB, luego en Radio Guamá, y llegué a hacerlo bien gracias a aquellos que me enseñaron y por lo mucho que trabajé.

    Maestra de niños locutores fui; de jóvenes que soñaban ser actrices, actores; y en la mesa de ensayo del dramático consejera de los que ya lo eran y me pedían ayuda. Trabajé a conciencia, sin parar trabajé, y disfruté mi trabajo como disfrutan del amor, y también sin parar, los enamorados.

    Como José Gabriel.

    Y no olvido que armé el primer libro de mi vida con los poemas que escribí para los guiones de Tardes Infantiles. Otros libros vinieron, otros más, el mundo de la literatura se abrió ante mí y a mis labores radiales se unieron las literarias.

    Adapté novelas y cuentos míos para la radio, y hace poco, tres semanas a lo más, y luego de 23 años de jubilada, narré cinco de mis cuentos para una aplicación digital, no vendible, auspiciada por la AHS de Pinar del Río y para niños pequeños. Salí feliz de la grabación, como si caminara sobre nubes y sin que me importara haberme equivocado un montón de veces.

    Ahora quiero presentarles, como si estuvieran aquí, a dos extraordinarios trabajadores de Radio Guamá.

    A Jesús Benítez Rubio, maestro de locutores, y a Elina Pelegrí Trujillo, maestra también y una de las voces femeninas más hermosas que he escuchado.

    Premios Nacionales de Radio los dos: 2008 y 2018.

    Para tomarnos de las manos.

    Honrarlos por sus premios.

    Y para dedicarles el mío.

    Me falta otro y necesario agradecer y es para ustedes.

    Para los que están en esta sala acompañándome, contentándose conmigo, escuchándome.

    Eso vale mucho para mí.

    Y a decir en la despedida lo que tantas veces he dicho, lo que no me canso de decir, que soy escritora porque primero fui una mujer de la radio.

    Muchas gracias.

    Fotos: Belkys Pérez Cruz y Waldo Ramírez de la Rivera.

    Comparte este contenido con tus amigos

    ... Hosting WordPress

    Equipo Editorial
    Equipo Editorial

    El personal editorial de Claustrofobias Promociones Literaria esta coordinado por dos amantes del mundo literario cubano. Yunier Riquenes, escritor y promotor cultural y Naskicet Domínguez, informático y diseñador.

    Claustrofobias Promociones Literarias
    Logo
    Shopping cart