La biblioteca en el reordenamiento monetario en Cuba

×

    Sugerir cambios

    En Cuba, el primero de enero de 2021 comenzó la Tarea Ordenamiento. Subieron los precios del pan, la canasta básica, la electricidad, el transporte… Pero, ¿cómo se viviría el reordenamiento en el ámbito cultural y especialmente en el universo de los libros y publicaciones? Claustrofobias Promociones Literarias inicia la serie Los libros en el reordenamiento monetario en Cuba para narrar los cambios.

    El 15 de diciembre de 2020 la Agencia Cubana de Noticias (ACN) publicó el texto “Establecen nuevas tarifas de servicios culturales y deportivos en Cuba” que provocó comentarios, preocupaciones e interrogantes. Puede leerse:

    “Con el inicio del ordenamiento monetario en Cuba en el mes de enero se restructuran los precios de los servicios culturales y deportivos para establecer un tratamiento tarifario a prestaciones iguales que actualmente se comercializan en diferentes monedas.

    La Resolución 328 del Ministerio de Finanzas y Precios publicada este jueves en la Gaceta Oficial Extraordinaria número 70, señala que se mantiene el precio en pesos cubanos de los espectáculos en teatros, casas de cultura y otras actividades afines.

    Asimismo, refiere la aplicación de tarifas equiparadas en pesos cubanos para personas naturales cubanas y extranjeras en los servicios a los que mayoritariamente acceden cubanos, como los de entrada a museos, sitios históricos, patrióticos, cines, teatros, espectáculos culturales, deportivos y otros”.

    Según esta Resolución en el inciso c) los servicios que se prestan en bibliotecas subían el precio hasta seis (6) veces. Y destaca más adelante que “continúa el tratamiento preferencial en el cobro de las tarifas a diferentes segmentos de la población, sectores e instituciones, mediante la aplicación de descuentos a niños, estudiantes, pensionados, actividades afines a su función estatal, entre otros, cuyas especificaciones deben quedar precisadas en las normas jurídicas que se emitan por los facultados”.

    Esta publicación, compartida en el periódico Granma, suscitó dudas y numerosos comentarios en las redes sociales. Sin embargo, recientemente, el 12 de enero de 2021 el periódico Cubarte del Ministerio de Cultura de Cuba, publica “Biblioteca Nacional de Cuba: tarea ordenamiento”, un texto firmado por Doris Calderón Terry con fotos de Juan C. Borjas. Los lectores avezados podemos descubrir que se trata de una entrevista que le realizara a Omar Valiño, Director de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, porque no aparece el nombre ni el cargo del entrevistado. No obstante, preguntamos a Valiño para confirmar.

    La entrevista de Doris al director Nacional de la Biblioteca Nacional de Cuba, Omar Valiño, esclarece las dudas y aporta otros elementos importantes para los que estábamos preocupados por la biblioteca como espacio de promoción de la lectura. En primer orden la biblioteca continuará ofreciendo servicios gratuitos. Y dice Valiño:

    Omar-valiño

    “El tema que tiene preocupada a la gente hoy, prácticamente, no aplica a la Biblioteca Nacional de Cuba porque el mismo concepto de biblioteca pública, dice, que no se puede cobrar. El servicio de la institución, sigue siendo gratuito, al igual, que en todas las bibliotecas públicas que existen en el país, que las personas reconocen en sus territorios, en sus municipios, en su capital provincial.

    En la biblioteca, no se cobra nada, excepto, algunos servicios que ya existían, no es algo nuevo. La Biblioteca Nacional, por sus características también es internacional, solo se cobra por una vez, durante un período muy largo, la inscripción, pero son precios irrisorios, que se van a incrementar, por ejemplo, de un peso a tres pesos, de tres a seis pesos y el que más cuesta es 10 pesos que es para los investigadores profesionales, cuyo salario se ha incrementado. Estamos hablando de una inscripción que sirve para un largo período de tiempo”. 

    En 2021, cuenta Valiño en ese mismo texto, la Biblioteca Nacional José Martí celebra los 120 años de fundada y recuerda el aniversario 60 de “Palabras a los intelectuales”, de Fidel Castro y el centenario del natalicio del poeta y ensayista, Premio Nacional de Literatura, Cintio Vitier. Según Valiño “vamos a trabajar mucho, la biblioteca, como centro cultural” y se trabajará “en función del salto digital que mucho necesita la institución”.

    Evidentemente, la Tarea ordenamiento no debe frenar el cuidado de los fondos de las bibliotecas cubanas, y los bibliotecarios brindarán los mejores servicios para seguir promoviendo el libro y la lectura. La biblioteca pública debe seguir acompañando a los cubanos en la formación profesional.

    Avatar

    Licenciado en ciencia de la computación y matemática. Comence el mundo del audiovisual desde el 2000 para luego terminar en el diseño gráfico. Actualmente soy miembro de la Oficina Nacional de Diseño y de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales. Co-Fundador de Claustrofobias Promociones Literarias.

    Claustrofobias Promociones Literarias
    Logo
    Restablecer la contraseña
    Shopping cart