¿Qué es el Préstamo digital controlado (CDL)?

×

    Sugerir cambios

    El Préstamo Digital Controlado (CDL) permite sacar copias digitales de libros durante dos semanas o menos, y sólo permite a los usuarios sacar tantas copias digitales como posean físicamente las bibliotecas. El préstamo se realiza sobre una base de «propiedad a préstamo»: si una copia digital se presta a un usuario, la copia física no está disponible para otros usuarios. El Préstamo Digital Controlado utiliza la gestión de derechos digitales (DRM) para imponer ese acceso limitado.

    Este servicio ha sido especialmente crucial durante la pandemia, pero será necesario mucho después. Muchas familias no pueden permitirse comprar todos los libros a los que ellos y sus hijos quieren o necesitan acceder, y recurren a las bibliotecas para llenar el vacío. Los investigadores pueden localizar los libros que necesitan, pero descubren que están agotados. Otros simplemente quieren acceder al conocimiento. Y es posible que todas estas personas no puedan visitar la biblioteca física que alberga las obras que necesitan. El Préstamo Digital Controlado ayuda a resolver ese problema, creando una vía de acceso a la información de confianza. También fomenta la investigación y el aprendizaje al mantener los libros en circulación cuando sus editores no pueden o no quieren hacerlo.

    Sin embargo, las cuatro grandes de la edición quieren cerrar ese servicio. El año pasado, Hachette, HarperCollins, Wiley y Penguin Random House demandaron al Internet Archive, alegando que CDL ha costado a sus empresas millones de dólares y es una amenaza para sus negocios. Se equivocan. Las bibliotecas han pagado a las editoriales miles de millones de dólares por los libros de sus colecciones impresas. Están invirtiendo enormes recursos en la digitalización para preservar esos textos. El Préstamo Digital Controlado simplemente ayuda a las bibliotecas a garantizar que el público pueda hacer pleno uso de los libros que las bibliotecas ya han comprado y pagado. La digitalización permite conservar los libros físicos, aumentando la probabilidad de que los libros que posee una biblioteca puedan ser utilizados por los usuarios. La digitalización y la oferta de libros en línea para su préstamo los pone a disposición de las comunidades con acceso limitado o nulo.

    El programa CDL está amparado por la doctrina del uso justo de los derechos de autor, reforzada por las protecciones tradicionales de las bibliotecas. En concreto, el proyecto sirve al interés público de la preservación, el acceso y la investigación, todos ellos propósitos clásicos de uso justo. Todos los libros de la colección ya han sido publicados y la mayoría están agotados. Los usuarios pueden tomar prestados y leer volúmenes enteros, por supuesto, pero eso es lo que significa sacar un libro de una biblioteca. En cuanto a su efecto en el mercado de las obras en cuestión, los libros ya han sido comprados y pagados por las bibliotecas que los poseen o, en algunos casos, por particulares que los donan. El público se beneficia enormemente del programa, y los titulares de derechos no ganarán nada si el público se ve privado de este recurso.

    En la era de Internet, los lectores necesitan una biblioteca completa que se adapte a sus necesidades, un espacio en línea que permita a todos utilizar sus recursos, respetando al mismo tiempo la privacidad y la dignidad de los lectores.

    FUENTE: Universo Abierto

    Equipo Editorial Claustrofobias

    El personal editorial de Claustrofobias Promociones Literaria esta coordinado por dos amantes del mundo literario cubano. Yunier Riquenes, escritor y promotor cultural y Naskicet Domínguez, informático y diseñador.

    Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

    Deje una respuesta

    Claustrofobias Promociones Literarias
    Logo
    Shopping cart