Decreto Ley No.145/1993 De la condición laboral del Creador Literario

×

    Sugerir cambios

    CAPÍTULO I. DISPOSICIONES GENERALES

    ARTICULO 1.- Este Decreto-Ley tiene por objeto reconocer la condición laboral del creador literario que trabaja en forma independiente, sin perjuicio de aquel que realiza la creación literaria vinculado a otro trabajo, y consignar las vías para la protección y apoyo de ambos según corresponda.

    ARTICULO 2.- Quedan comprendidos en lo dispuesto en este Decreto-Ley los creadores literarios que sean miembros de la Unión Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), y los que sin pertenecer a ésta, excepcionalmente se determine por el Ministerio de Cultura, sobre la base de la calidad de su obra y prestigio reconocido.

    CAPÍTULO II. DEL CREADOR LITERARIO

    ARTICULO 3.- En cuanto a su condición laboral, el creador literario podrá desempeñar su labor:
    a) de forma independiente, sin vínculo laboral con entidad alguna;
    b) dedicado a la creación literaria, sin perjuicio de su vinculación laboral a alguna entidad, y cuyo trabajo esté relacionado o no con la creación literaria.

    ARTICULO 4.- La labor del creador literario se manifiesta esencialmente, a través de la creación de la propia obra literaria, los guiones, libretos, versiones y adaptaciones para la radio, la televisión, el teatro y el cine, así como por la asesoría y traducción literarias, los trabajos publicados en diarios y revistas o difundidos por radio y televisión, la participación en seminarios, coloquios, conferencias o cursos literarios, y como jurado en concursos, y en toda otra actividad que requiera aptitudes especificas en el campo de la literatura.

    ARTICULO 5.– Los ingresos que por derechos de autor perciba un creador literario, estarán gravados por el impuesto que se determine.

    ARTICULO 6.- La cesión de derecho a utilizar la obra de un creador literario, no priva al mismo del derecho de exigir que se reconozca su paternidad sobre ella, oponerse a cualquier deformación, mutilación o modificación que se le haga, así como cuantos derechos se la reconozcan en la Ley de Derecho de Autor y su legislación complementaria.

    CAPÍTULO III. DEL REGISTRO NACIONAL DEL CREADOR LITERARIO

    ARTICULO 7.- Se creará en el Ministerio de Cultura, el Registro Nacional del Creador Literario, en el que se inscribirán los comprendidos en el Articulo 2 de este Decreto Ley.

    ARTICULO 8.- La condición laboral del creador literario independiente se hará constar en el carné de identidad del interesado, por la autoridad encargada del Registro.

    ARTICULO 9.- La inscripción del creador literario en el Registro se considerará requisito indispensable para poder recibir los beneficios derivados de este Decreto-Ley.

    CAPÍTULO IV. DEL APOYO ESTATAL A LOS CREADORES LITERARIOS

    ARTICULO 10.- El Ministerio de Cultura y los organismos competentes, podrán propiciar la contratación de obras por encargo, y la posibilidad de efectuar pagos parciales de los derechos de autor correspondientes a etapas de realización de las obras contratadas.

    ARTICULO 11.– Los expresados organismos podrán acometer los estudios para adoptar las medidas pertinentes para el desarrollo profesional de los creadores literarios mediante la concesión de becas y asistencia de estos a eventos especializados nacionales e internacionales, según corresponda.

    ARTICULO 12.- A los creadores literarios vinculados laboralmente, se les podrá conceder, con carácter excepcional, y a solicitud de las entidades competentes, una licencia sin sueldo para la realización o el perfeccionamiento de una obra o trabajo que pueda contribuir al desarrollo cultural y artístico de nuestro país, en los términos y condiciones que al efecto establezca el Comité Estatal de Trabajo y Seguridad Social.

    ARTICULO 13.- El Ministerio de Cultura , en lo que corresponda, podrá gestionar de los organismos competentes que se vendan a los creadores literarios los materiales necesarios de aquellos que se encuentran a la venta en el país, para el desenvolvimiento de su trabajo.

    DISPOSICIÓN TRANSITORIA

    ÚNICA: El Comité Estatal de Finanzas, en el término de un año, contado a partir de la vigencia de esta Decreto-Ley, someterá a la consideración del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros el proyecto de disposición para incluir a los creadores literarios independientes en el régimen tributario que corresponda.

    DISPOSICIONES FINALES

    PRIMERA: Se faculta al Ministro de Cultura para dictar cuantas disposiciones sean necesarias para la mejor ejecución de este Decreto-Ley, incluida la reglamentación del Registro Nacional del Creador Literario.

    SEGUNDA: Se derogan cuantas disposiciones legales y reglamentarias se opongan al cumplimiento de lo dispuesto en este Decreto Ley, que comenzará a regir a partir de su publicación en la Gaceta Oficial de la República.

    Dado en el Palacio de la Revolución, en la ciudad de La Habana, a los 17 días del mes de noviembre de 1993.

    Fidel Castro Ruz

    Etiquetas:

    Avatar

    Licenciado en ciencia de la computación y matemática. Comence el mundo del audiovisual desde el 2000 para luego terminar en el diseño gráfico. Actualmente soy miembro de la Oficina Nacional de Diseño y de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales. Co-Fundador de Claustrofobias Promociones Literarias.

    Claustrofobias Promociones Literarias
    Logo
    Reset Password
    Shopping cart