El librero: el primer eslabón con el lector

×

    Sugerir cambios

    Encontré en la Feria a los libreros, a los que representan el oficio, a los más destacados por provincias. Me encantó compartir con ellos: los que llegaban del plan Turquino, de municipios tan lejanos como Cueto, Holguín; Minas, en Camagüey, la Sierpe, de Santi Spíritus, o Puerto Padre, de Las Tunas.

    Escuchar las experiencias de estos libreros y libreras de Cuba fue emocionante, saber cómo llegan a sus comunidades los libros, cómo se reconocen con el libro y los autores, cómo promueven, cómo se mueven los libros raros y de uso y el trabajo en las librerías Ateneo.

    Ellos sabían muchas veces el nombre y reconocían, ahora, en la Feria de La Habana a los escritores en persona. Los libreros hablaron de cómo gestionaban sus ventas y de los títulos más demandados. Todos coincidían con Había una vez, como el más buscado.

    El encuentro de libreros permitió entre ellos reconocerse, identificarse, compartir. Fueron dos días que sirvieron también de formación y capacitación. Entre las ponencias tuvieron, por ejemplo, la de Marianne Ponsford, directora de Cerlalc y la de Boris Faingola, de Uruguay, esta acerca de las librerías ante el avance tecnológico. Se insistió en la capacitación ante los desafíos del libro digital.

    El librero es el primer eslabón con el lector, el que siempre está presente. Y tuvieron un espacio en la Feria del Libro de La Habana.

    Claustrofobias Promociones Literarias
    Logo
    Reset Password
    X
    Ir al contenido