12 años promocionando la Literatura Cubana

Contravisualidades tras la cinta amarilla

×

    Sugerir cambios

    Escrito por Sergio Rodríguez-Blanco

    En marzo de 2020, el pulso de Santiago de Cuba, como el del resto del mundo, entró en un estado de suspensión. Sus calles, antes llenas de vida y color, se vaciaron para dar paso a un silencio que pesaba tanto como la tensión previa a la tormenta. Del otro lado de la cinta amarilla emerge de este silencio. Yunier Riquenes narra no solo la quietud impuesta por la pandemia, sino también el modo en que se van encadenando y desencadenando las historias de aquellas personas que, a pesar de estar recluidas tras ventanas cerradas, reinventaban su pulso.

    Una noche de una luna llena, testigo del silencio de las calles, sirve de escenario para que Riquenes nos guíe por un Santiago de Cuba en pausa. Las ventanas, a la vez traslúcidas y reflectantes del brillo lunar, se convierten en ese momento en los ojos de la ciudad, testigos mudos de las historias de solidaridad y resistencia que se tejen en la penumbra. Aquí, la narrativa de Riquenes se manifiesta como un acto de contravisualidad, un concepto que Nicholas Mirzoeff define como la resistencia a las normas establecidas sobre qué se debe ver, quién posee el derecho a observar y cómo se deben interpretar las imágenes. En un contexto marcado por la ausencia de contacto físico, las ventanas de Santiago de Cuba actúan como portales para reinterpretar la relación con lo visible en momentos de adversidad.

    • Producto
    • Especificaciones
    En marzo de 2020, el pulso de Santiago de Cuba, como el del resto del mundo, entró en un estado de suspensión. Sus calles, antes llenas de vida y …
    Autor

    Editorial

    Encuadernación

    N° de páginas

    80

    Publicado

    Yunier Riquenes invita a trascender el silencio, a buscar las historias que persisten entre visillos reales y metafóricos. Marilín y sus vecinos, a través de sus ventanas, comparten aplausos en una sinfonía de agradecimiento a los trabajadores de la salud. Luis, el panadero, y su fila de clientes, a pesar de la distancia física, tejen una red de solidaridad y compasión. Doña Carmen convierte su jardín en un microhuerto colectivo. Un grupo de jóvenes músicos, igual que Mariana con sus marionetas, encuentran en los balcones un escenario para su arte.

    Del otro lado de la cinta amarilla se erige no solo como crónica de un tiempo marcado por la incertidumbre, sino también como un desafío a las dinámicas de lo que es digno de ser narrado desde la crónica. A través de sus páginas, Yunier subvierte lo esperado y pone foco en la presencia y la humanidad de quienes, en otras circunstancias, quedarían en la sombra, como Lázaro, el anciano que, al contemplar las calles vacías, se transforma en un testimonio de existencia.

    Contravisualidades tras la cinta amarilla 2

    Al cerrar el libro, nos enfrentamos a un reto: ¿podemos considerar actos de resistencia a las acciones aparentemente mundanas, como el colgar sábanas blancas en balcones en señal de esperanza, o el compartir entre vecinos el poco alimento disponible? Yunier Riquenes responde con un rotundo sí. La apuesta de este libro es mirar entre líneas y escribir contra la invisibilización de los anhelos individuales y colectivos. La contravisualidad aquí se manifiesta no solo en el acto de ver o ser visto, sino en la capacidad de recordar y narrar estos actos para alterar la narrativa dominante de aislamiento y miedo.

    Del otro lado de la cinta amarilla, más que un conjunto de relatos sobre la vida en Santiago de Cuba durante la pandemia, es un llamado a la acción: a reimaginarnos como parte de una comunidad global que, incluso en la distancia, busca formas de tender puentes; a ser narradores activos de nuestro presente, portavoces de la luz que insiste en destellear en las noches de luna, pero también en los días más sombríos.

    Comparte este contenido con tus amigos

    ... Hosting WordPress

    Etiquetas:

    Equipo Editorial
    Equipo Editorial

    El personal editorial de Claustrofobias Promociones Literaria esta coordinado por dos amantes del mundo literario cubano. Yunier Riquenes, escritor y promotor cultural y Naskicet Domínguez, informático y diseñador.

    Claustrofobias Promociones Literarias
    Logo
    Shopping cart