CONFESIONES | Pablo G. Lleonart: “La literatura y la poesía son mis paracaídas”

×

    Sugerir cambios

    Soy una persona que le incomoda la página en blanco y quizás por ello escribo, aunque también como es obvio pude ser pintor, pero en realidad al parecer no fui dotado de ese don en particular. No poseo rutinas, ni creo en ellas para hacer efectivo el ejercicio de la creación, aunque aplaudo al que las tenga. La literatura me encuentra constantemente, mientras desando las calles de Matanzas, o mientras me traslado de un lugar a otro en un ómnibus medio incómodo entre el tumulto. En el vecindario donde vivo, en el estrecho perímetro de mi cuarto rodeado de libros, la literatura siempre encuentra la forma de apoderarse de mí y yo, por supuesto, me dejo atrapar. De cualquier lugar surge la idea, llega como una voz interior que no puedo callar y termina convirtiéndose en letra sobre el papel. Si bien no escribo las 24 horas porque humanamente es imposible, si estoy generando ideas las 24 horas, hasta durmiendo, de sueño en sueño se esgrimen las posibles historias que encontrarán cabida en la página en blanco.

    En el Calle del Medio, en Matanzas, hay una librería que se llama El Pensamiento, las libreras desde que me ven a lo lejos saben que voy a entrar, no importa que no haya libros nuevos, siempre me detengo, observo, releo y converso un rato sobre literatura. También tengo la suerte que en el camino hacia mi trabajo como periodista en el periódico Girón se encuentra la sede de Ediciones Matanzas, es rutina ya hacer una parada y saludar a Alfredo Zaldívar y su excelente equipo de trabajo.

    • Producto
    • Especificaciones
    Selección de Daniel Cruz Bermúdez Este libro no es una antología del cuento, tampoco debe valorarse como un mapa de la narrativa matancera …
    Autor

    Editorial

    Publicado

    Colección

    Literariamente hablando, Matanzas es una tierra que respira poesía, es la cuna de Milanés, de los poetas nacionales Bonifacio Byrne y Agustín Acosta, y de Carilda Oliver Labra. Tal parece que las cosas en este pedacito de tierra solo pudieran expresarse en versos. Matanzas es capaz, incluso, de hechizar a quienes la visitan. José María Heredia en su destierro logra visualizar el Pan, pero no el accidente geográfico sino el poético y sentimental Pan matancero que le advertía que se alejaba de Cuba, su Patria querida.

    Hasta el año 2017 creí considerarme un rara avis en Matanzas porque solo escribía narrativa, hasta que dejé cautivarme por la poesía y la tradición poética de esta tierra que se erige, sin chovinismo, alrededor de la bahía más hermosa de Cuba. Bastó solo un poema para que dijera como el poeta norteamericano Bill Collins, lo malo de escribir poesía es que anima a escribir más poesía y desde entonces no he podido apartarme de su encanto. Es por ello que cuando me preguntan qué representa la poesía en mi vida, siempre respondo que, si para Huidobro la vida es un viaje en paracaídas, la literatura y en específico la poesía son mis paracaídas.

    • Producto
    • Especificaciones
    REVISTA LITERARIA Y ARTÍSTICA. Año XX, No.2, mayo-agosto, 2019
    Editorial

    Publicado

    Páginas

    48

    Escribo por una necesidad espiritual, escribo por el placer y también por el compromiso literario que representa escribir dentro de una tradición ya sea la occidental desde lo macro hasta la cubana y matancera en un canon más restringido.  Desde pequeño garabateaba la página en blanco, sentado junto a mi madre bibliotecaria intentando imitarla. Así poco a poco fui puliendo el sentimiento y el respeto hacia el libro y la literatura. Me recuerdo a cada instante que siempre hay una página en blanco que espera por mí para ser escrita, y cuando enciendo la laptop o tomo el bolígrafo en mis manos, espero hacerlo lo mejor posible.

    Etiquetas:

    Avatar

    Consejo editorial integrado por periodistas y colaboradores de toda Cuba que gustan del mundo literario.

    Claustrofobias Promociones Literarias
    Logo
    Restablecer la contraseña
    Shopping cart