Para un amigo sincero

×

    Sugerir cambios

    Poetas, músicos y pintores son esencia igual en formas distintas: en su tarea traen a la tierra las armonías que vagan en el espacio de los cielos, y las concepciones impalpables que se agitan en los espacios del espíritu. Con esta frase de nuestro José Martí, la Fundación Caguayo abrió el homenaje brindado al amigo sincero en la noche del 28 de enero.

    Poetas de la ciudad, gran parte de ellos miembros de Talleres Literarios, y las voces entrañables de Gladys del Monte y José Armando Garzón, trenzaron la tertulia, entre la espontaneidad, la cercanía y sorpresas sumadas: un poema-descarga del artista Alberto Lescay, reflexiones de los escritores Yunier Riquenes y Reinier Rodríguez sobre el legado martiano y una antigua canción rusa interpretada a capella por Diana Lescay, todo ello en sucesión de momentos que acompañaron las imágenes de fondo: la escultura “Martí crece”, de la autoría de Lescay, y las otras miradas sobre el Maestro que se han concretado en obras.

    Desde ese magisterio de la idea, palabra y acción de José Martí, fue recordada también la maestra Gladys Horruitiner, desaparecida físicamente hace muy pocos días, por su entrega a la enseñanza, a la magia de la lectura y la poesía, en todos los años que dedicó a su trabajo en el Instituto Preuniversitario Cuqui Bosch.

    Como parte del público que compartió la magia de esta noche de homenaje, entre artistas y vecinos, estuvo también Lázaro Expósito, primer secretario de Santiago de Cuba, comprometido con la cultura que tiende puentes entre los seres humanos.

    Fuente: Fundación Caguayo

    Claustrofobias Promociones Literarias
    Logo
    Reset Password
    X
    Ir al contenido