Juan Arabia & Camila Evia | La poesía habla muy bien de todos nosotros

×

Sugerir cambios

Las publicaciones de la revista argentina Buenos Aires Poetry lo confirman. Aun en tiempos de Covid-19 la poesía sigue viva y alienta, ayuda a muchos a resistir en momentos de soledad y confinamiento. Vía Messenger conversé con sus creadores, compañeros de trabajo y en la vida, el poeta y traductor Juan Arabia, y la diseñadora gráfica Camila Evia. Juan me escribió que responderían el cuestionario entre los dos.

En las redes las publicaciones de Buenos Aires Poetry se distinguen por el diseño y la calidad de sus propuestas. Según sus coordinadores el sitio web comparte semanalmente entre 7 y 10 post o nuevos contenidos de traducción de poesía, ensayos críticos, así como colaboraciones de poetas de todas partes del mundo.

Hace un tiempo el diario Página/12 destacó que los libros y revistas de la editorial argentina alcanzaron más de 50 mil descargas en más de 40 países. Cuando me preguntan dónde se puede descargar y leer poesía, los recomiendo con total confianza. 

¿Cómo y cuándo surge este proyecto y por qué la poesía?

Surgió primero como un sitio web, por el 2008, y luego se materializó en 2013 con el primer número de la revista en papel. La poesía enfrenta a la institución más grande de todas: el lenguaje. John Ashbery escribió en su poema “Hotel Lautréamont” algo que me parece muy cierto: “La investigación demostró que las baladas fueron producidas por toda la sociedad, trabajando como un equipo. No ocurrieron por sí solas. No hubo conjeturas“. Quizás todavía estemos a tiempo de ver no sólo las cosas malas que ha generado esta sociedad. La poesía habla muy bien de todos nosotros, y de nuestros antepasados. Esto que ya entendía el poeta Liu Ji hace miles de años en “El poder de la poesía”: “No puede ser bloqueada por más que viaje por el espacio / y navegue por cien millones de años. / Mirando hacia la proa, dejo modelos para los venideros; / mirando a popa, aprendo de mis antepasados“.

Pudiera pensarse que hay un colectivo grande detrás de este sueño. ¿Quiénes participan?

Además de nosotros (Juan y Camila), hay todo un comité editorial que participa enviando colaboraciones y traducciones. Entre ellos Rodrigo Arriagaza Zubieta (Chile), Víctor Toledo (México), Víctor Rodríguez Núñez (Cuba), Wang Yin (China), Jorge Fondebrider (Argentina), Albeiro Montoya Guiral (Colombia), entre muchos otros.

¿Cómo llegaron a convocar y convencer a los colaboradores?

Eso se ha dado de una forma muy natural, en general los colaboradores se acercaron al proyecto. Supongo que se han sentido identificados con nuestro propio “proyecto” y “formación”, en el sentido político que Raymond Williams le otorgaba a esas dos palabras.

¿Por qué promover poesía en el siglo XXI?

Nuestros lectores buscan un estilo poético específico, una profunda expresión artística. Este criterio editorial no es común en estos días; ha sido reemplazada por otro tipo de producción poética más asociada al “trovar leu” (poesía abierta, fácil, denotativa). Esto se relaciona con lo que Marcuse llamó “lenguaje unidimensional”. Creo que la poesía es un género que no debería caer en esta categoría, por el bien de su propia tradición.

¿Cómo escogen los poetas y poéticas que promueven?

Nos interesa, por un lado, un tipo de poesía secreta y oscura (el trobar clus de los provenzales), una poesía elíptica, hermética, sin muchas concesiones para el lector. Y, por otro, en lo que respecta a la política editorial, nos parece que Buenos Aires Poetry ha desestabilizado el monopolio de la industria editorial corporativa.

¿Cuáles son las latitudes, las coordenadas geográficas de los poetas / poéticas que promueven?

De todas partes, y fundamentalmente creo que en los últimos años hemos abierto nuevos caminos hacia la poesía oriental (publicando y traduciendo a muchos autores clásicos de la poesía china, así como de la actualidad). Este trabajo se concluye actualmente con la publicación en papel de Cathay, de Ezra Pound.

No publican solo en la web, también publican libros…

Entre las últimas novedades de la Colección Abracadabra, se han publicado libros de Mina Loy, Hart Crane, Ezra Pound y Números Especiales (dedicados a autores específicos, como Dylan Thomas o Charles Bukowski).

La colección Pippa Passes ya pasó su número 100, y entre los últimos libros hemos editado poetas de Italia (Valentina Colonna, Giorgio Anelli), de España (Miguel Veyrat, Roberto García de Mesa, Paula Díaz Altozano), de México (Araceli Toledo, Iván Vázquez), de Perú (Pedro Granados, Carlos Quenaya, Elí Urbina), de Bolivia (Homero, Carvalho Oliva), de Colombia (Diana Sánchez, Violeta Villalba); así como muchos otros poetas de Chile y Argentina.

¿Qué libros liberaron en tiempos de Covid-19, y por qué?

La circunstancia actual de la pandemia del Covid-19 ha generado, según nuestra opinión, una contradicción fundamental entre la estructura económica del sistema capitalista y su superestructura cultural, ideológica (biopolítica, poder sobre la vida, etcétera). “En lo que respecta al campo cultural, la edición de libros en este caso, se ha visto que la opción de muchas grandes y pequeñas editoriales fue apostar por el formato digital, y de implementar ofertas y descuentos por diversas plataformas. Pero en última instancia, lo que rige, es el propio interés y beneficio económico, con el objetivo último (siempre invisible) de sostener una cadena armada y monopólica de la industria editorial: imprentas, distribuidoras, librerías, todos obstructores de la palabra.

Si un proyecto verdaderamente independiente como es Buenos Aires Poetry no puede compartir sus libros ‘más vendidos’ de forma gratuita es porque depende del ya caduco sistema de reproducción. Marx decía que era una tendencia constante y ley del desarrollo del modo capitalista de producción separar cada vez más los medios de producción respecto del trabajo y concentrar los medios de producción dispersos en grupos cada vez mayores. Y quizás este sea un buen momento de mostrar nuestro verdadero trabajo, sin algunas de estas mediaciones previas.

Juan Arabia & Camila Evia |  La poesía habla muy bien de todos nosotros 3

¿Cómo ha sido la presencia cubana hasta este momento?

Creo que uno de los mejores aportes que se han hecho sobre poesía cubana, lo ha hecho Víctor Rodríguez Núñez, y una muestra que -dada su extensión- se publicó en dos partes: Once jóvenes poetas cubanos, donde se incluyen Luis Yuseff, Isaily Pérez González, Javier Marimón Miyares, Leymen Pérez García, Marcelo Morales Cintero, Oscar Cruz, Liuvan Herrera Carpio, Jamila Medina Ríos, Moisés Mayán Fernández, Legna Rodríguez Iglesias y Sergio García Zamora.

Además, publicamos un libro muy recomendable de Víctor Rodríguez Núñez, El cuaderno de la rata almizclera, así como el de Nara Mansur, El trajecito rosa.

¿Qué es lo más difícil y lo más placentero en este empeño?

Lo más placentero es, por supuesto, poder vivir y hacer lo que a uno le gusta. Nos dedicamos día a día y hora tras hora. Lo más difícil fue, en algún momento, poder estabilizar la base o estructura económica del proyecto.

Show full profile

Licenciado en Letras (2006). Ha obtenido, en el género de cuento el Premio Cauce, Premio Razón de Ser, Premio La Isla en peso, la Beca de Creación Fronesis y la Beca de creación. Cofundador de Claustrofobias Promociones Literarias con Naskicet Domínguez Pérez

Logo
Reset Password
Ir al contenido