La historia cultural de Santiago de Cuba en el periodo de 2018 a 2019

×

Sugerir cambios

El reto que se impuso el Consejo Científico de la Dirección Provincial de Cultura de Santiago de Cuba con la publicación periódica del Anuario de investigaciones culturales, poco a poco se ha ido encauzando; por una parte, hacia el hacer de nuestros investigadores en su radio de acción y, por otra, a la divulgación y promoción de hechos sustanciales y personalidades de nuestra localidad que, a ratos, han quedado en el olvido o el desconocimiento de la población. El otro aspecto en el que se ha ido ganando es en los artículos referidos a la programación, los públicos y su comportamiento, en el que hemos dado pasos muy lentos, pues contradictoriamente con lo que pueden aportar su estudio y diagnóstico para el perfeccionamiento del trabajo en el sector, no son temas objeto de investigación frecuente.

Sin embargo, en este número encontraremos acercamientos al tema, y otras novedades en las que se incursiona en las nuevas tecnologías que ofrecen muchas oportunidades aún no explotadas en toda su capacidad. De eso trata la primera temática de la presente edición del Anuario de investigaciones culturales que ofrecemos a continuación, titulada Programación cultural y las nuevas tecnologías, en la cual aparece un análisis crítico acerca de la programación y los públicos, de la autoría de Manuel Gómez Morales y Yurina Parada Carrión —el primero de amplia experiencia sobre el tema—, que nos conmina a pensar y reorganizar la estrategia de promoción que se aplica en estos momentos, teniendo en cuenta el público asistente, tanto desde el aspecto de la cantidad como de la diversidad y amplitud en el espectro de participantes. También, se socializa la experiencia en el aprovechamiento de las posibilidades de las redes digitales para la promoción y divulgación de la labor cultural, artículo de la autoría de Naskicet Domínguez Pérez; lo que se ha logrado en este sentido nos abre caminos para nuevas incursiones con el ejemplo del Proyecto Claustrofobias.

Otro espacio que se estaba haciendo necesario en el Anuario es el dedicado a “Personalidades de la cultura santiaguera”, el cual agrupa estudios biográficos: Arte poético e historia en la obra literaria de Luis Díaz Oduardo, sobre el poeta homónimo; Zúñiga, despliegue inu-sitado de credos en única figuración, que aborda facetas de la vida creativa del pintor primitivista; Desempeño de Ana Guerrero Nordet en el teatro santiaguero (1965-1983); Legado del ingeniero militar Juan Martín Zermeño en el Castillo San Pedro de la Roca de Santiago de Cuba, de la autoría de Isabel Fleites Vera, de la Dirección Municipal de Cultura en Santiago de Cuba; Yadira Parra Donet, especialista del Consejo Provincial de las Artes Plásticas; Hortensia Ortiz García, especialista del Centro de Investigación y Documentación de las Artes Escénicas, y del Consejo Provincial de Patrimonio, Raquel Blanco Borges, respectivamente. Todos ellos nos acercan a figuras que dieron su aporte a la cultura local.

Por supuesto, que por las características de nuestra ciudad no se podían soslayar estudios en los que la historia y el arte se dan la mano en una impronta cultural, como es el caso de “Conga de Amado Fernández: la de siempre”, de Julio Sierra Viera, sanluisero que nos tiene acostumbrados a la búsqueda de los valores culturales de su terruño y quien ha recibido en varias oportunidades reconocimiento en los Premios Memoria Viva, por los expedientes presentados; o “El teatro Oriente, baluarte de la cultura en Santiago de Cuba (1901-1920)”, de Annia Zayas Sánchez, adiestrada del Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño, que nos comparte parte de su tesis de Licenciatura en Historia del Arte; “Proceso histórico del Conjunto Folclórico de Oriente 1959/1979”, de Pascual Díaz Fernández, conocido investigador de la vida teatral de la ciudad, y “Mariblanca Sabas Alomá: reivindicaciones de una vida”, de Thais Franco Sóñora, joven licenciada en Letras de la Universidad de Oriente que se desempeña como especialista del Centro de Información y Documentación de las Artes Escénicas de Santiago de Cuba. En esta sección se incorpora el título “Félix Varela: precursor de la igualdad y la cultura cubana a través de su pensamiento constitucional”, por su actualidad, un tema en el que se analiza la significación cultural que tiene la Constitucion de un país, toma de referente las ideas del presbítero Félix Varela, este artículo sale de la pluma de Giraldo Setién Álvarez, director del Centro Cultural y de Información-Biblioteca Mons. Pedro Claro Meurice Estiu y presidente de la Asociación Cubana de Bibliotecarios (ASCUBI).

Estamos satisfechos de que recién graduados de la Universidad de Oriente que se incorporan a la vida laboral en el sector de la cultura, muestren sus prácticas investigativas; se repiten nombres entre los autores de prestigio en el trabajo cultural y hay una mayor representación de Centros y Consejos del sector. Falta mucho por andar en el camino que se propone la Dirección Provincial de Cultura en el área de investigación, pero el Anuario que compartirán hoy, junto a los anteriores, es una muestra de que se puede hacer y se hace. Invitamos a más autores a compartir sus experiencias para enriquecernos a todos.

Esperamos disfruten el volumen que entregamos este año.

Martha Fuentes Lavaut

Etiquetas:

Ver perfil completo

Consejo editorial compuesto por periodistas y colaboradores de toda Cuba que gustan del mundo literario.

Logo
Restablecer la contraseña
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
Ir al contenido