Donan literatura infantil y mantienen activa la promoción literaria en Pinar del Río

×

Sugerir cambios

A Luis Enrique Ortega, Kiki, director del Centro de Promoción de la Literatura Hermanos Loynaz de Pinar del Río lo caracteriza el entusiasmo de los promotores natos. Cada día lo vemos desde bien temprano en la mañana a través de su perfil de Facebook. En su recorrido trata de mostrar a todo el mundo su Pinar del Río. Por esa misma vía Claustrofobias Promociones Literarias conoció de varias donaciones de libros que estaba realizando en centros de aislamiento desde principios del mes de abril.

Según nos cuenta Kiki deseaban hacerlo el 2, Día de la Literatura Infantil, pero no le fue posible. Kiki con la ayuda del jefe de almacén y el jefe de servicios del Centro Provincial del Libro y la Literatura pudieron comenzar el domingo 4 de abril por el Politécnico de la Salud Simón Bolívar, adonde permanecían los niños ingresados.

Llevaron álbumes ilustrados, libros para colorear, y otros títulos infantiles reconocidos como Había una vez, Papaloteando (de Nersys Felipe, Premio Nacional de Literatura, publicado por Ediciones Loynaz), y otros títulos de las editoriales Gente Nueva y Editorial Oriente, dijo.

“Fue impresionante, y nos atendieron con cariño y agradecimientos sinceros. Aquello estaba súper limpio, súper controlado. Los médicos sonrientes y nosotros asustados, y los de la salud, como si nada.  Ahora estoy tranquilo, pero sin que nadie lo sepa esperé como nunca la victoria de Playa Girón. Pasaron quince días y no he tenido ni un estornudo. Ahora me río. Todos los pacientes que nos encontramos allí ese día ya están de alta con seguimiento en el hogar”.

Yusleivis Ríos Sánchez, la actual directora del Centro Provincial del Libro, escribe Kiki, está pendiente de todos los departamentos, los escritores y la situación actual. Desde la Loynaz realizan un levantamiento de los creadores independientes sin vínculo laboral, y les buscan alternativas de trabajo para el mes de mayo. También tienen un listado de los jubilados y los de más de 70 años y se comunican por teléfono todos los días para saber de su salud.

“Los editores, correctores, diseñadores, trabajan desde sus casas. Se mantienen las lecturas especializadas. Tenemos los proyectos de libros que hemos recibido y se los hacemos llegar al comité de lectores por correo electrónico. Se trabaja en el catálogo del aniversario 30 de la Loynaz que será en junio de 2021, fecha en que se publicó el libro Un dulce olor de azahares, de Aurora Martínez”.

“El equipo de promoción atiende a los escritores, además de mantener la promoción en los medios y se actualizó el Registro del Creador. Ahora se digitaliza el inventario de los fondos de la biblioteca de la poetisa Dulce María Loynaz. Pretendemos que en un futuro cercano se puedan consultar y leer esos textos por internet, sin tocar los originales. En otras áreas seguimos el mantenimiento. Reparamos toda la electricidad, las redes hidráulicas, retocamos la pintura de puertas y ventanas”.

“Somos del criterio que el trabajo a distancia es posible, hay que organizarlo y verlo como un viaje al futuro. Esto llegó para quedarse”.

Actualizado el

Ver perfil completo

Consejo editorial compuesto por periodistas y colaboradores de toda Cuba que gustan del mundo literario.

Logo
Registrar una cuenta nueva
Restablecer la contraseña
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
Ir al contenido