Para una postal de la Casa de la Memoria Escénica

×

Sugerir cambios
En Matanzas existen varios destinos que guardan la Memoria de esta ciudad. Y es muy agradable encontrar una casa que abre sus puertas al teatro. Allí la Casa tiene una biblioteca que se llama La selva oscura, el nombre de los cafés tienen nombres de obras de teatro. La sala de presentaciones se llama Abelardo Estorino.
La Casa se abre al teatro y sus símbolos. Aquí se encuentran donaciones de los más importantes dramaturgos cubanos. Aquí se junta información para pensar un país. Se guardan programas de mano, afiches, vestuario. Aquí Pelusín del Monte y Virgilio Piñera te miran y te esperan.  Te desafían. Los que aquí trabajan saben lo que vale archivar, como el oro de los días. La Casa de la Memoria Escénica se abre bien temprano como si fuera tu casa. Casa, libros, teatro… qué mejor lugar para rendir homenaje a Eugenio, Eugenio Hernández Espinosa, el Premio Nacional de Teatro 2005.

Ver perfil completo

Licenciado en Letras (2006). Ha obtenido, en el género de cuento el Premio Cauce, Premio Razón de Ser, Premio La Isla en peso, la Beca de Creación Fronesis y la Beca de creación. Cofundador de Claustrofobias Promociones Literarias con Naskicet Domínguez Pérez

Logo
Restablecer la contraseña
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
Ir al contenido