Relato corto, ande o no ande

×

Sugerir cambios

Escrito por Ronaldo Menéndez

Un par de ideas de partida: 1) Echo de menos el relato largo. 2) La brevedad está sobrevalorada. Y no es que afirme la tontería de que el micro relato es ‘menos bueno’, pero tengo una sensación de estafa que puede resumirse en la frase: “Relato corto, ande o no ande”.

Desde que Monterroso no solo escribió el más breve relato del mundo, sino también el más malo: dos en uno. Observo tanto relato de tres páginas que me recuerda al zafarrancho de conquistar un castillo, soltar andanadas de flechas ante las almenas, para luego terminar con mucha bulla de asalto, golpes de efecto, pero el autor es incapaz de superar su propio ímpetu y tomar la plaza principal, esa donde el argumento ha crecido hasta revelar lo más profundo del tema. Los personajes parece que no han aprendido a hablar, la chica seductora no huele a nada, los paisajes tienden a bonsáis, y nunca sabremos de qué es la sopa ni cómo es la pipa del abuelo. Como sí ocurría en los tiempos donde los buenos relatos crecían más de diez páginas: no solo atacaban el castillo, sino que lo colonizaban y se instalaban en el tema para siempre.

Se me antoja la siguiente majadería: detrás de la brevedad tan de moda muchas veces se esconde la falta de profundidad, porque el ingenio es paliativo de la incapacidad del autor de sostener la tensión narrativa por más de veinte centímetros. Y el tratamiento de ciertos temas es como intentar hacer astronomía con una lupa en lugar de usar el telescopio.

Mucho cuenticorto me deja la sensación de esas ‘comidas de diseño’ donde sales del restaurante con ganas de devorar un incontestable bocata de chorizo. ¿Lo bueno breve, dos veces bueno? Puede ser. Yo prefiero esa misma aritmética aplicada a su contrario: Lo grande y bueno…, TRES veces bueno. Aplaudo con las orejas cada vez que descubro un narrador contemporáneo con relatos de quince páginas. Dadme un relato grande, y que además ande.

Show full profile

Consejo editorial integrado por periodistas y colaboradores de toda Cuba que gustan del mundo literario.

Logo
Cambiar mi contraseña
Ir al contenido