ColumnistaActualidadYunier Riquenes García

Gente del libro de Santiago de Cuba

Aprendí parte del mundo de los libros y las librerías. Aprendí lo que es bondad, responsabilidad, aprendí a respetar el libro.  A unos los vi desmontar filas interminables de cajas en aquellos camiones que traían enormes cargas para las ferias del libro: Santiago, Juan, Ernesto. Los protegían del sol y la lluvia. Aprendí con las libreras, Odalys, Julita, Reina, Milagros, Asela, Nelsa, Francis, la querida Bertica, el viejo Pepín.

Luego vendrían las nuevas generaciones, generosos cuando entro a una librería. Aprendí con el equipo de promoción del Centro de Promoción Literaria José Soler Puig al que entré a colaborar antes de graduarme, y como trabajador en cuanto me gradué. Entonces lo dirigía el escritor Reynaldo García Blanco que siempre tenía ideas para promover a los escritores y reconocer su trabajo.

Trabajé en el boletín Ideas, me convertí en su redactor. Organizamos en equipo el coloquio “José Soler Puig Memoria y Palabra”, los espacios de lecturas y las Ferias del Libro… Aprendí con Marquelis Vega, agradezco a ella su conocimiento, el respeto al libro y los autores, su férrea disciplina. Su gentileza antes de graduarme.

Nada de eso olvida una persona que estuvo tan lejos de casa y de los suyos. Aprendí Con Nadya Lozada, tan risueña y carismática a trabajar con los niños, con Berta La O, y con Vivian Tornés. Entonces integramos un equipo de trabajo y fuimos juntos a algunos municipios y anduvimos por diferentes espacios literarios. Aprendí de Oscar Montoto Mayor, ahora distante, pero sus espacios para conversar marcaron época. Aprendí y respeto a toda esta gente linda del libro en Santiago.

Los he visto crecer, marcharse, morir. Los veo ahora en la reunión final del año a la que me invitaron para mirarlos y saber que siguen ahí, apostando por el libro, que siguen con deseos de que el libro siga vivo siempre, y eso lo agradezco para toda la vida. Marquelis Vega me dijo quiero ver eso en Claustrofobias, y claro que sí, lo comparto en esta plataforma que respeta a la gente bondadosa, a veces anónima que ama el libro.

Actualizado el

Ver perfil completo

Licenciado en Letras (2006). Ha obtenido, en el género de cuento el Premio Cauce, Premio Razón de Ser, Premio La Isla en peso, la Beca de Creación Fronesis y la Beca de creación. Cofundador de Claustrofobias Promociones Literarias con Naskicet Domínguez Pérez

3 Comentarios
  1. Estaré sin falta. Es mi felicidad y mi orgullo. poder decir : fui del libro en Santiago de Cuba.

    Gracias.

  2. Estimado amigo, te escribo porque me ha encantado tu artículo y me refleja.
    Soy de otra generación anterior, a partir de los años 67 y 68 comenzó mi persecución implacable a los libros que en aquella época llegaban un día determinado y los bibliófilos. amanecíamos en las puertas de las librerías par tratar de ser los primeros.
    Una precursora de las ventas fue Asela, gran persona, gran amiga.
    De modo que te saludo porque yo también fui gente del libro y lo sigo siendo.
    Pronto viajaré a Santiago y me encantaría una reunión con viejas y nuevas gentes del libro.
    Abrazos santiagueros.

    Cary Camps.

    Deje una respuesta

    Logo
    Registrar una cuenta nueva
    Restablecer la contraseña