Actualidad

¿Cómo compartimos el libro digital en Cuba?

×

Reportar incidencia

Pensar el libro digital en Cuba era un horror hasta hace muy poco. Sin embargo, hemos ido entrando a ese universo. Aquellos que sacaban ajo y cruces han ido entendiendo lentamente que el mundo se mueve de esa forma. Y eso no quiere decir que el libro digital mate el libro impreso. Ambos vivirán juntos, no sabemos hasta cuándo.

A casi treinta años de la existencia del primer libro digital en Cuba se producen libros y revistas de diversas temáticas en varios formatos. ¿Cómo y quién produce? ¿Qué plataformas lo promueven y distribuyen? ¿Existe la autopublicación? Esas son interrogantes. En este comentario queremos dejar para nuestros lectores y seguidores algunas pistas de editoriales y sitios digitales que hoy en Cuba producen y promueven libros y revistas digitales.

Algunos repositorios de libros digitales cubanos

  • Cubaliteraria, portal oficial del Instituto Cubano del Libro. (www.cubaliteraria.cu)
  • Cubadebate
  • Cubarte
  • Ruth Casa Editores
  • Villas Letras de la Universidad Marta Abreu, de Las Villas.
  • Editorial Universitaria del Ministerio de Educación Superior
  • Citmatel.
  • Editorial Futuro, de la UCI
  • Editorial UH
  • Plataforma El Estanquillo: sitio digital para periódicos y libros
  • Centro de Estudios Martianos

Revistas digitales cubanas

Las revistas La Gaceta de Cuba de la Uneac; la revista Temas, las revistas de la casa editora Abril: Somos Jóvenes, Alma Mater, El Caimán Barbudo, Pionero, Zunzún se encuentran disponibles en la red. Los Joven Club de Computación incluyen en la mochila revistas y libros digitales de autores cubanos. Proyectos alternativos como Isliada, Molino Blanco, en La Habana; El callejón de los Milagros, en Camagüey; Grafomania, en Guantánamo y Claustrofobias Promociones Literarias, por citar algunos, también desandan por estos caminos.

Hay que decir que en muchos sitios existen personas, librerías, que comparten libros digitales de autores cubanos y extranjeros: Víctor Fowler crea y comparte todo el tiempo su biblioteca digital; hay que recordar el Centro Criterios, para honrar como se debe a uno de los grandes de la cultura cubana: Desiderio Navarro. Él puso a disposición de lectores esa colección de los Mil y un textos, que se hace imprescindible en la academia literaria cubana. La librería Alma Mater, en La Habana; librería José Antonio Echevarría, en Santiago de Cuba, y en la sede de Claustrofobias, por poner pocos ejemplos de espacios físicos también se comparte.

Definitivamente el libro digital se mueve en Cuba. Es cierto que debemos pensar más en la protección de derechos de autor, promoción y mejor plataforma de distribución, y eso requiere urgentes estrategias. El libro digital y su universo incorporan nuevas prácticas para el mercado y la promoción. No basta hacer un libro y dejarlo en un ordenador, y mucho menos creer que el lector debe pasar por una oficina a copiarlo en una USB. El libro digital existe para alcanzarlo a un doble clic desde cualquier parte del mundo y no se puede olvidar la comunidad lectora.

Cuba Digital una apuesta por lo digital

El pabellón Cuba Digital en la Feria Internacional del Libro de La Habana ha sido una muestra de cuanto trabajo anda oculto en este sentido, y proponemos revisar el programa en las ediciones anteriores.

 

Otros artículos que te pueden interesar

Cultura Digital en la Cuba del siglo XXI

Memoria digital de dos revistas de la Casa de las Américas

 

Ver perfil completo

Licenciado en ciencia de la computación y matemática. Comence el mundo del audiovisual desde el 2000 para luego terminar en el diseño gráfico. Actualmente soy miembro de la Oficina Nacional de Diseño y de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales. Co-Fundador de Claustrofobias Promociones Literarias.

Claustrofobias Promociones Literarias
Logo
Registrar una cuenta nueva
Restablecer la contraseña
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0