El inicio de la guerra

La guerra en secreto comenzó el día que le dije a mamá “esto es conversación de Menores”. Me sopló un manotazo por el tronco de la oreja y tuve que ir a bañarme convencido de que esa tarde no podría ver las aventuras.

Los Mayores creen que uno es propiedad de ellos, como si uno fuera una camisa mangas largas y te pudieran halar por la manga derecha, o la izquierda, o por las dos a la vez a su antojo. Lo digo porque cuando papá quiso irse de casa y dijo “se va conmigo”, mamá defendió sus derechos y papá los izquierdos. Halaban por la derecha, por la izquierda. Derecha, izquierda. Derecha, izquierda, hasta que pegué un grito.

— ¿Te zafó un brazo? -preguntó mamá.

— ¿Te clavó las uñas? -preguntó papá.

A veces pregunto por qué Los Menores no podemos tomar nuestras decisiones, por qué no podemos escoger la ropa que queremos usar, por qué siempre, si mamá o papá sacan un short, y uno reclama, ellos dicen dale, ponte ese; no comprenden que a uno le interesa andar con pantalón para verse más grande. Pero no entienden, si no te lo pones te dan un golpe.

No apto para mayores – Yunier Riquenes García

Ver perfil completo

Licenciado en Letras (2006). Ha obtenido, en el género de cuento el Premio Cauce, Premio Razón de Ser, Premio La Isla en peso, la Beca de Creación Fronesis y la Beca de creación. Fundador de Claustrofobias.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

      Registrar una cuenta nueva
      Restablecer la contraseña