ActualidadColumnistaYunier Riquenes García

De un Pabellón Tecnológico en la Feria del Libro de Santiago de Cuba

Hace algunos años en la sala 1 del Teatro Heredia se presentaban multimedias en el periodo de la Feria del Libro. Sus contenidos eran diversos: culturales, deportivos, de sicología, medicina, y otras ciencias. Bien lo recuerdo.

Después dejaron de realizarse esas presentaciones que tenían que ver con el universo digital.

En 2014, Claustrofobias se insertó en la Feria del Libro con un stand que permitió, antes de que existieran los puntos wifi, compartir libros digitales a través de una red. De ese momento guardamos recuerdos inolvidables. Aún las personas no tenían idea de cómo usar la red y preferían llegar con la USB para copiar, contacto físico de por medio, los libros y materiales.

Este año, 2019, puede tomarse como un punto de partida, si se quiere, para que las empresas tecnológicas que existen en Santiago promuevan sus productos y servicios.  Y que sea este el primer paso para seguir acercando los públicos al libro digital. Construir el público depende de estos primeros pasos. Los niños abarrotaron la sala 1 para jugar con los videojuegos y tener las tablet en las manos. Siempre estuvo llena la sala en los cuatro espacios.

El stand del Centro de Informática para la cultura, Cubarte, aprovechó el tiempo para compartir aplicaciones y prácticas de La Papeleta; Desoft, propuso el lanzamiento de aplicaciones como Libros a la Carta, concursos, intercambio con los asistentes, presentación del Portal del Ciudadano, entre otras; Joven Club de Computación se mantuvo atendiendo, sin tiempo libre, la cola de los niños; y Cinesoft puso a la venta productos educativos en soportes de DVD como: documentales históricos, visitas virtuales a sitios históricos, juegos didácticos y los Repasos para pruebas de ingresos (Español, Historia y Matemática). El simulador de auto llamó muchísimo la atención.

Sin dudas este espacio aglutinó. Trajo nuevos aires a la Feria del Libro en Santiago, a juicio de este autor clasifica como uno de los mejores espacios y de los más necesarios. Ojalá este espacio se mantenga en la próxima Feria y desde allí se puedan hacer las nuevas presentaciones de libros digitales y aplicaciones útiles para los cubanos.

Al cierre del espacio Claustrofobias Promociones Literarias entregó el Reconocimiento Especial a estas cuatro empresas, por seguir contribuyendo en la promoción del libro y la lectura.

Ver perfil completo

Licenciado en Letras (2006). Ha obtenido, en el género de cuento el Premio Cauce, Premio Razón de Ser, Premio La Isla en peso, la Beca de Creación Fronesis y la Beca de creación. Fundador de Claustrofobias.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Claustrofobias Promociones Literarias
      Logo
      Registrar una cuenta nueva
      Restablecer la contraseña
      Comparar artículos
      • Total (0)
      Comparar
      0