PUBLICIDAD
Mundo editorial

Otra manera de sacar la poesía a la calle

El proyecto República Poética tendrá dos presentaciones: en el Complejo Morro – Cabaña el día 8 en la mañana; y en el Pabellón Cuba, sede de la Asociación Hermanos Saíz el día 14, Día de los enamorados. Llegan de la Isla de la Juventud y no lo harán de manera tradicional. Comparten sus textos con el público que transita la calle. Los textos están escritos en pergaminos semi-manufacturados y decorados con imágenes de artistas de la plástica; se cuelgan en una tendedera como si fuera la ropa después de lavada.

“El intercambio fluye cuando el público se conecta y saca su estirpe de poeta y los más eufóricos hasta cantan y recuerdan versos de la abuela. A los poetas los acompaña un trovador que, entre lectura y lectura, ambienta con canciones”, así me comentó el poeta Yadián Carbonel, uno de los integrantes del proyecto. A él lo vi en el pasado Congreso de la Asociación Hermanos Saíz, defendiendo la poesía y la intervención en los espacios públicos. Recuerdo que dijo que había que llegarle a la gente con su lenguaje y sus modos de decir.

Yadián me escribe que los poetas llevan un libro de su autoría, casi todos publicados por las editoriales El Abra y Ediciones Áncoras, ambas del Municipio Especial. La primera la editorial territorial; y la segunda, un proyecto de la AHS.

  • Rafael Jorge Carballosa Batista, Habitación con flores.
  • Liudys Carmona Calaña, Un pacto con el reloj.
  • Jorge Luis Garcés, Mañana seré árbol.
  • José Antonio Taboada, Infilhit.
  • Yadián Carbonell, El viejo la casa y ellas.

Cuando termina la lectura, me explica Yadián, se regala al público un grupo de libros y sueltos promocionales de las editoriales pineras.

Los orígenes de República Poética…

Después me pongo en contacto con el poeta Rafael Carballosa, la primera vez que supe del proyecto fue por él. Y me cuenta de sus orígenes:

“La historia de República comenzó en agosto del 2007 con el audiovisual Poeta a Domicilio cuando salí con el realizador de televisión Carlos González Valerino, cámara en mano, a tocar puertas, a conversar con la gente sobre la poesía: su sentido y valor en sus vidas y en nuestro tiempo. Ahí comenzaron las cosas”.

“El objetivo sigue siendo el mismo: la promoción de la poesía actual, la defensa de la poesía como gozo y bien común, sacarla de los espacios habituales de consumo cultural y llevarla a las calles, centros de trabajo, estudios, etc. República Poética, en tono nada solemne, pretende ripostar al gran poeta y filósofo griego Platón que nos expulsó de su modelo ideal de República por lo que revindicamos el papel social y público del poeta en diálogo con la cotidianidad, con las manifestaciones de la cultura popular y con las demás manifestaciones del arte”.

 Experiencias inolvidables de un poeta a domicilio…

De las experiencias inolvidables Carballosa me cuenta:

“Conservo de modo muy especial la anécdota de un joven que me detuvo en la calle. Sucedió que su hermana, durante la filmación de Poeta a domicilio, nos había expulsado de su casa de un modo poco cordial. Aquel muchacho había visto el audiovisual y me detenía para pedirme disculpas por la actitud de la hermana, quien, según él, era mucho más amable. También, y esto es lo más importante, me pedía el poema que no pude leerle a su hermana”.

“En otra ocasión me sucedió algo muy bello que de paso recogí en mi poema “Fábula del caminante”, incluido en el libro La ventaja de no pertenecer. Una mañana me crucé con dos niños que jugaban en la acera. Con sus juegos obstruían un tanto el paso. Mi sorpresa fue que detuvieron su juego para darme paso a la vez que uno le decía en voz baja a su compinche, como si se tratara de algo muy importante: Él es poeta. Al parecer me había visto en alguna edición de la República”.

“En Holguín recientemente un joven bastante abatido me solicitó un poema que había acabado de leer. Cumplía condena de prisión y al borde de las lágrimas me aseguraba que aquellos versos podían ayudar a mucha gente en su reclusorio. Cosas como esas me han pasado. También he disfrutado mucho cuando la gente, niños y adultos, se nos suma con sus versos y canciones e intercambian con nosotros. Lo más conmovedor es lograr el diálogo. Sentir que se quiebra la soledad y el autismo del poeta. Eso”.

Seguir
( 1 Seguidores )
X

Seguir

E-mail : *
Ver perfil completo

Licenciado en Letras (2006). Ha obtenido, en el género de cuento el Premio Cauce, Premio Razón de Ser, Premio La Isla en peso, la Beca de Creación Fronesis y la Beca de creación. Fundador de Claustrofobias.

1 Comentario
  1. Responder
    Rafael Jorge Carballosa Batista 6 febrero, 2019 a 9:18 am

    Gracias!!!!!! Nos vemos en la Habana. Te llevamos la plaquette de Oscar.

    Deje una respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Registrar una cuenta nueva
    Restablecer la contraseña