Entrevista

Eliecer Almaguer: “Las palabras son la fuerza motriz que moviliza al mundo”

Eliecer Almaguer es un escritor cubano residente en Los Ángeles, nacido en la ciudad de Holguín, en 1982. Entre sus galardones destaca el Premio Nacional de poesía Adelaida del Mármol por su libro La flauta del solitario, cuaderno que obtuviese también el reconocimiento “La Puerta de papel”. Otros títulos de este reconocido escritor son Canción para despertar al forastero, Si Dios voltease el rostro y El planeta rojo, su ópera prima en el género de narrativa se estará publicando este año por Ediciones La Luz. El equipo de Claustrofobias conversó con el autor de Distorsiones del shamisen, su más reciente poemario, que circula en la Feria del Libro de La Habana bajo el sello editorial de Ediciones Aldabón.

Eliecer, hablemos de las motivaciones que te llevaron a escribir Distorsiones del shamisen.   

Creo, Yunier, que las motivaciones que me llevaron a escribir este libro, han sido las mismas que estimularon la creación de mis textos anteriores. Siento que mi obsesión por el lenguaje está detrás de todo cuanto escribo, con mayor o menor medida en cada uno de mis textos. Ya estaba latente en Canción para despertar al forastero, mi primer poemario. Por supuesto que eso se acentúa en La flauta del solitario, un libro que es sobre el lenguaje mismo, sobre la física de las palabras, acerca de su movilidad erótica. Las palabras se congelan mientras intento nombrar algo, parece que hubiesen regresado a su infancia y gatearan temblorosas. En esos versos tienes esa obsesión física que yo siento por el lenguaje, mi idea de que las palabras son la fuerza motriz que moviliza al mundo.

¿Cuáles serían los temas que definen este nuevo cuaderno?

Como ya te expliqué ese tema medular del lenguaje, el asunto raigal de la distorsión poética del mundo. O las distorsiones que existen en el fondo de todas las cosas, ya sean de carácter erótico o poético o social. Yo disfruto jugar con el lenguaje, estar sobre esa cuerda de equilibrista que ofrece la literatura, solo que en nuestro caso no hay una red debajo para recibirnos.

¿Cuánto sientes que ha cambiado tu manera de escribir?

Te voy a responder con un par de líneas de Pessoa, uno de mis arquetipos de poeta, nunca soy igual a lo que escribo, cambio, pero no cambio mucho. Mira, quizás puedan cambiar tus percepciones del mundo. Ahora, por ejemplo, vivo en una ciudad abigarrada, en un enjambre humano. Pasar de la quietud del pueblito de mi infancia a este abejero atronador, transforma un poco tu percepción del mundo, redirecciona por fuerza la mirilla. Pero interiormente, me siguen preocupando y conmoviendo las cosas de siempre, sigo enamorado y hechizado por dos o tres metáforas que borgeanamente repito. Sigo buscando levitar a través del lenguaje. Encontrarle una salida sensorial a este mundo.

Para culminar este breve cuestionario, veo que, en tu próximo libro apuestas por una novela, ¿no te permite la poesía contar historias?

En realidad, la poesía cuenta otro tipo de historias. Todo depende de las necesidades expresivas, me voy a autoparafrasear, porque ya una vez me hicieron más o menos la misma pregunta. Y, voy a hacer trampa, Yunier, al final la literatura es una trampa, si pones el cebo propicio puede funcionar. Los géneros son envases, respondí literalmente en esa ocasión, vasijas poéticas en las que viertes tu amor o tu odio, tu conmoción ante el universo. Pero alejándome de mi vieja respuesta, yo siempre he deseado contar historias, solo que el instrumento de mi narrativa llevaba un tiempo mayor de afinación, porque, haciendo que la serpiente muerda su cola, todo se trata acerca del lenguaje, de cuanto puedas afinar y repulir ese instrumento, para que el monstruo deforme de palabras que levantas frente a tus ojos se convierta en algo que tus lectores puedan aceptar.

Seguir
( 0 Seguidores )
X

Seguir

E-mail : *
Ver perfil completo

Licenciado en Letras (2006). Ha obtenido, en el género de cuento el Premio Cauce, Premio Razón de Ser, Premio La Isla en peso, la Beca de Creación Fronesis y la Beca de creación. Fundador de Claustrofobias.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

      Registrar una cuenta nueva
      Restablecer la contraseña