¿El libro y la literatura dejan de ser un tema de conversación?

Pudiera ser una afirmación sin base alguna, sin mucho diagnóstico. Pura especulación. Sin tener en cuenta edad, grupo social, ámbitos. Recuerdo que hace algunos años en la Universidad se hablaba del libro que estábamos leyendo, lo que queríamos leer o comprar.

Íbamos un poco más a librerías y bibliotecas y queríamos tener en casa nuestros propios estantes. Apuntábamos los títulos de los libros que nos faltaban. Buscábamos guías de lecturas. Atesorábamos libros viejos. Escuchábamos las novelas de la radio que versionaban a los clásicos y a los autores imprescindibles; encontrábamos historietas con personajes famosos. Todavía las revistas literarias y culturales, y los periódicos publicaban una entrevista o alguna reseña que motivaba alguna búsqueda.

Lo cierto es que ahora se habla poco de libros y lecturas, como si hacerlo estuviera pasado de moda y te convirtiera en una persona aburrida. Se quieren tener pocos libros en casa porque se necesita espacio para ampliar la casa. Esos libros están viejos y dan mucho polvo.  No importa que allí esté el cancionero preferido, las colecciones de revistas imprescindibles. En las esquinas, en grupos cerrados, por el chat, se habla de fútbol, serie y películas, de videojuegos.

Para buscar una receta de cocina, aprender a cuidar las plantas, aprender a escribir, está Internet. Todo está en las pantallas. Incluso pequeños videos muestran cómo rehacer y construir.

Por suerte en el mundo digital comienzan a publicar cubiertas de libros, invitaciones a lecturas y encuentros con autores. Se comparten reflexiones, poemas, fragmentos de textos. Hay varias personas desesperadas en todo el mundo porque el tema del libro y la lectura se mantenga vivo. Con las nuevas tecnologías aparecen memes, videobooks, video reseñas, booktubers, book trailers y muchos más términos y prácticas. Por suerte todavía hay quienes se resisten a perder este tema en las conversaciones y esta Feria del Libro de La Habana lo demuestra, reúne a varios soñadores que se juntan para resistir.

Ver perfil completo

Licenciado en Letras (2006). Ha obtenido, en el género de cuento el Premio Cauce, Premio Razón de Ser, Premio La Isla en peso, la Beca de Creación Fronesis y la Beca de creación. Fundador de Claustrofobias.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Registrar una cuenta nueva
Restablecer la contraseña
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0