Declaración de principios del grupo literario “Ariete”

Ariete es…

Un coro de voces jóvenes que da en diferentes tonos un mismo grito

Una oportunidad para crear oportunidades

Por si alguien cierra las puertas, ya sepan nuestros nombres

La locura, la voluntad, la vida y los cojones

Morder las flores para que la tierra se trague las palabras

Un «cadáver exquisito» que se construye a la luz de una botella

Es una puerta abierta cuando hay tantas cerradas

Algo aún por descubrir

Jugar en serio a ser escritor.

Ariete m. (del lat. arĭes, -ĕtis, carnero). Máquina militar que se empleaba antiguamente para batir murallas, consistente en una viga larga y muy pesada, uno de cuyos extremos estaba reforzado con una pieza de hierro o bronce, labrada, por lo común, en forma de cabeza de carnero. || 2. En el fútbol, delantero centro. || 3. Mar. Buque de vapor, blindado y con un espolón muy reforzado y saliente, que se usaba para embestir con empuje a otras naves y echarlas a pique. || 4. Proyecto literario de ciertos jóvenes narradores cubanos que se piensa como un espacio de interacción con otros géneros artísticos como la música, la danza, las artes plásticas o el performance. || 5. Revista literaria que agrupa a jóvenes con severas y crónicas inquietudes artísticas y ganas de derribar puertas cerradas.

El grupo Ariete nació quizás por azar, pero si de algo estamos seguros es de que se ha mantenido gracias al empecinamiento. El empecinamiento de un grupo de jóvenes que, de una forma u otra, hemos estado o estamos vinculados al Centro de Formación Literaria «Onelio Jorge Cardoso». Cuando en julio de 2014 terminó el curso de técnicas narrativas de aquel año curricular, algunos no se resignaron y armaron este proyecto literario para comenzar a demoler las puertas cerradas de la inercia institucional y el tedio de los espacios literarios sin lectores.

Hoy nos vemos en la necesidad de hacer una declaración de principios. Esto, aunque pudiera parecer un acto un poco trasnochado, con cierto tufillo a vetusta vanguardia artístico-literaria de principios del siglo XX, o una pretensión ingenua de trazar límites que ni siquiera tenemos del todo claros, resulta imprescindible para, al menos, marcar a dónde queremos dirigirnos.

Lejos de intentar establecernos como la voz narrativa de nuestra generación, queremos esclarecer aquí un grupo de aspectos que nos distinguen como conjunto, y que a la par, nos diferencian de otras generaciones literarias que nos precedieron y de los colectivos e individualidades que nos son contemporáneos:

  1. Las historias que le interesan a los miembros de Ariete se distinguen por un regreso a lo anecdótico como centro de la narración. Esto no significa que no exista una preocupación por el lenguaje o la experimentación formal, pero supone un regreso a «la historia por contar», restándole importancia a las maneras, a las piruetas del acróbata, que hacían muchas veces perder de vista la red de la anécdota subyacente bajo cada texto.
  2. Tendemos a una recolocación de los géneros narrativos. Si bien entre nosotros practicamos una alarmante promiscuidad genérica y conseguimos escribir indistintamente realismo sucio, ciencia ficción, erotismo, literatura del absurdo o fantasía –por más que algunos prefieran cultivar unos géneros en detrimento de otros–, solemos marcar los lindes entre estos tipos de literatura, como quien busca que las aguas retomen su nivel luego del tsunami transgenérico que hizo irreconocibles e inclasificables muchos textos de nuestro más reciente panorama literario.
  3. Oponemos al cinismo de generaciones anteriores una ironía más cautelosa, pero igual de incisiva. Somos inevitablemente descreídos ante cualquier cosa que nos huela a imposición o discurso oficial, pero no respondemos de una manera impulsiva o procaz, con el afán de hacer escándalo, y ganar notoriedad con el escándalo, sino que sutilmente calculamos el golpe más eficaz, que pensamos debe venir, siempre, de la calidad literaria.
  4. Nuestras creaciones miran al pasado sin resentimiento ni rencores. La historia de nuestra nación, ya sea lejana o reciente, nos resulta, ante todo, un útil arsenal del cual tomamos lo que nos haga falta, y no sentimos pudor ante el supuesto de tener que ficcionalizar o trastocar los acontecimientos. Nativos digitales que somos, conocemos perfectamente que todo se puede maquillar ¿upgradear? con las herramientas adecuadas.
  5. Nos interesan las historias individuales, las aproximaciones subjetivas a los sucesos y no las visiones de conjunto, el bloque social o el mosaico colectivo.

Ariete quiere crearse un espacio de expresión, horadar los intersticios de la cultura oficial para hacer valer su voz. Nuestra conformación como grupo literario, como minoría activa, responde a una estrategia de inserción en un campo minado de críticos que miran solamente su ombligo, de posibilidades de publicación que dependen únicamente de ganar concursos literarios, de jóvenes promesas que ya rebasan la cuarentena y de editoriales que publican por planes productivos y exigencias utilitarias.

Es por eso que nos empeñamos en irrumpir en los espacios de la cotidianidad y tomarlos por asalto. Lo hacemos en nuestras peñas mensuales en los jardines del Hurón Azul en la UNEAC, eventos teórico-literarios en otras provincias, o en el ciberespacio, desde las páginas de nuestra revista digital, de fanzines y boletines impresos en pequeño formato, cada vez que se nos presenta una mínima oportunidad.

Sabemos, lo tenemos claro: somos tan solo otra zona que emerge en el convulso panorama actual de la narrativa cubana, por más que nos disfracemos bajo la robusta configuración de un contundente ariete con cabeza de macho cabrío. Así que, sin tantas ínfulas, somos unos jóvenes que hemos decidido unirnos, porque aún creemos que la literatura es una quimera por la que vale la pena apostar nuestro tiempo y nuestros esfuerzos.

La Habana, mayo de 2015

(Publicado en Ariete. Antología de la más joven narrativa cubana, publicada por la editorial española Guantanamera, 2018)

Ver perfil completo

Consejo editorial compuesto por periodistas y colaboradores de toda Cuba que gustan del mundo literario.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado