ActualidadMundo editorial

Primer “Café Literario” del 2019 en la ciudad de los parques

Por: Manuel García Verdecia

En este primer Café Literario del 2019 el profesor y escritor Manuel García Verdecia aprovechó para dar la bienvenida a todos y desearles salud y éxitos para el año que se inicia. También saludó en nombre de Cuba, y presentó al público, a un grupo de docentes y estudiantes de la Universidad SUNY Geneseo de Estados Unidos, que lleva a cabo un programa de intercambio con la Universidad de Holguín y han incluido, entre otros lugares de su recorrido por la ciudad, a este espacio cultural; por ello empleó el inglés, en ocasiones, de modo que compartieran las aproximaciones a la literatura en particular y a la cultura en general, que caracterizan a estas tertulias de cada jueves.

García Verdecia se refirió a dos fechas significativas dentro del presente mes: los 90 años del asesinato del líder estudiantil cubano Julio Antonio Mella, quien hizo tanto por nuestro país en su breve vida y legó para la posteridad sus “Glosas al pensamiento martiano” plenas de vigencia; así como al centenario del natalicio del escritor norteamericano Jerome David Salinger cuya narrativa revela la alienación producida en quienes han vivido los horrores de la guerra, y al que se le ha dedicado en su nación el 2019 como año de homenaje.

Seguidamente el escritor Eugenio Marrón ofreció la conferencia “Un novelista llamado Amos Oz”, autor de obras tan importantes como La caja negra, La tercera condición y Una historia de amor y oscuridad. Marrón Casanova refirió que este gran novelista israelí, vinculado a los proyectos de diálogo entre palestinos y judíos, constituye una de las figuras más interesantes de las letras judías; nació en Jerusalén en 1939 y falleció justo a finales del pasado 2018; recibió numerosos premios literarios, entre ellos el Príncipe de Asturias, y casi al final de su vida, cuando un periodista le preguntó si le preocupaba quedarse sin el Premio Nobel, respondió que a esa altura de su existencia ya no le resultaba importante.

También Marrón comentó determinados momentos capitales de algunas de las novelas de Amos Oz; la profundidad psicológica que caracteriza a los personajes protagónicos que en ellas toman parte; así como la nota curiosa de su último texto, Los judíos y las palabras, obra de corte filológico escrito en coautoría junto a su hija, donde el autor profundiza en los orígenes y significados de numerosos términos judíos y desglosa los vínculos que se producen entre ellos.

Tras los aplausos del público que agradeció al conferencista su profunda y amena intervención, García Verdecia recomendó la lectura de las obras de este novelista, básicamente a aquellos que desean llegar a ser escritores, porque en todas hay una atractiva historia que nunca deja impasible al lector; cuentan con una estructura narrativa bien planeada y resuelta; y en ellas no solamente está presente lo emotivo, sino también planteamientos que mueven a la reflexión.

A propósito, el Café Literario deseó saludar el aniversario del natalicio de una asidua asistente que ha iniciado el camino de los escritores, la joven María Mercedes Ramírez Peña, a quien se le cantó Feliz Cumpleaños y le fueron obsequiadas unas rosas, con los mejores deseos por parte de todos.

Manuel García Verdecia aprovechó la ocasión para promocionar la Jornada de Arte y Cine Erótico en Holguín convocada desde la Uneac provincial del 14 al 20 de enero y cuyo coordinador es el poeta, realizador de cine, radio y televisión Alfonso Bandera Tamayo. En la Jornada estarán presentes José Antonio García Borrero, Rogelio Castillo Moreno, Humberto González Carro, José Rojas Bez, y Lino Verdecia. Además del Salón Central de la Uneac y el Salón Proyecto Taguabo, este evento contará con otras sedes en la ciudad como la Universidad de Ciencias Médicas, la Universidad Pedagógica y el Instituto de Enfermería.

Como cierre del Café Literario la escritora Mariela Varona presentó al auditorio su cuento inédito titulado “No dejes entrar a la luna”. De temática desgarradora, que arranca de la demencia provocada en una madre al perder a su pequeño de cuatro años en un accidente doméstico, la obra aparece narrada desde el punto de vista del niño y en ocasiones alterna con el del narrador omnisciente. En ella su autora da muestras nuevamente de su pericia, al transformar un triste suceso hogareño en excelente exégesis literaria expresada a través de un lenguaje en el que la sencillez no le resta espacio al empleo de los recursos expresivos. Este conmovedor cuento, elogiado por los asistentes, dejó un ambiente cargado de emociones.

Seguir
( 0 Seguidores )
X

Seguir

E-mail : *
Ver perfil completo

Consejo editorial compuesto por periodistas y colaboradores de toda Cuba que gustan del mundo literario.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

      Registrar una cuenta nueva
      Restablecer la contraseña