Yunier Riquenes García Coordinador editorial
Hola amig@, ¿en que podemos ayudarle?
Enviar

Jorge Enrique Caballero: “Leer teatro es saber de la historia del hombre y su evolución”

El libro y más que el libro la literatura tiene una parte preponderante en mi vida como actor. Con la lectura he crecido, me he expandido. Nadie puede negar la acción transformadora que se experimenta al leer un buen verso de Martí, una bella y contundente línea de Shakespeare, el descubrimiento de una Habana de principios de siglo en la prosa de Cirilo Villaverde. En mi caso todo transforma el momento sublime en motivación para la creación, específicamente para la construcción de un personaje.

Para mí todos los personajes que he interpretado, pequeños o grandes, son inolvidables, desde ellos estoy construyendo mi carrera, contribuyendo a la sociedad. Pero inolvidables serán los primeros, los que me recibieron en la profesión sobre las tablas, ante las cámaras de cine y de televisión. Entonces allí está en el teatro Shakespeare con La comedia de las equivocaciones donde interpreté el personaje de Dromio. En la televisión Manolito de la telenovela A pesar de todo, dirigida por Eduardo Moya y escrita por Maité Vera, y en el cine el personaje de Joao, de la película Kangamba, con guion de Jorge Fuentes y dirección de Rogelio París.

La construcción de un personaje no sólo es su vida y obra, sino el contexto histórico y social en el que se está desenvolviendo por ello acudo a esto como primer paso. Después voy al personaje. Pero durante todo este proceso intento conectar con el que me conecta la vida y obra del personaje y de su momento histórico. De allí después que los textos o las intenciones en el plató o en las tablas tengan toda una historia y un compromiso real desde el sentir del personaje.

El trabajo en proceso más reciente es 1912 unipersonal que cierra la trilogía teatral “Ritual cubano” es un proceso que me está costando. Y los motivos son muchísimos. Tantos que nos perderíamos en el afán de mencionarlos. Solo decir que algunos son visibles en nuestra sociedad contemporánea.

Bueno, yo tengo una memoria FATAL (jajaja) aunque parezca raro, pero es así. Por ello me quedo siempre con la sensación de las lecturas y no con lo literal en sí. Inolvidable la lectura con conciencia de El Principito, Cien años de soledad, El Reino de este mundo, Andoba, El mercader de Venecia, El Cartero de Neruda, Plácido, Las tres hermanas y muchas otras lecturas.

Leer teatro es saber de la historia del hombre y su evolución, pero siempre desde el ser que cuestiona, desde los impulsos y sentimientos expuestos y visibles.

Ver perfil completo

Lector

Consejo editorial compuesto por periodistas y colaboradores de toda Cuba que gustan del mundo literario.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

      Registrar una cuenta nueva
      Restablecer la contraseña