Pacho Alonso: vocación de maestro

Oscar Pascasio Alonso Fajardo nació en Prolongación de San Félix número 64, Santiago de Cuba, el 22 de agosto de 1928. Fue el antepenúltimo hijo del matrimonio del cubano Longinos Alonso y la puertorriqueña Luisa Fajardo.

Al penetrar en la vida familiar de Pacho, algunos sostienen que en el acento musical de Pascasio –dejando a un lado el socorrido “modo particular” que algunos aprecian en Oriente- no puede obviarse el origen boricua que vino de la madre. Ricardo Peral Alonso, sobrino de Pacho, dice que “el hogar y la numerosa familia de los Alonso y Fajardo eran notorios en la ciudad de Santiago de Cuba por las reuniones de cantantes y músicos (…), encabezadas por Luisa, que tocaba la guitarra y hacía la segunda voz, y sus hijos Sixto, Nereyda y el propio Pacho”.

En los años 40, ingresa en la Escuela Normal para Maestros de su ciudad natal; desde muy temprano aparecieron sus inquietudes artísticas, con su participación en actividades festivas de su colegio primario, que más tarde lo llevaron a actuar en los bailables que se organizaban en la Normal, que eran una verdadera “recholata”.

“Por cierto, ahí pasó una cosa un día, uno de los bailarines al levantar la pierna, parece que dejó ver lo que no debía, y un profesor la cogió con Pacho, y esa fue la causa de que no terminara ese año”, según relata su amigo Enrique Bonne. Él había entrado en la Normal junto a Frank País y Pepito Tey, luego mártires en la lucha contra el dictador Fulgencio Batista.

La emisora CMKC vivía momentos de esplendor en 1946, con la presencia del pianista, recitador y profesor santiaguero Luis Carbonell –conocido después como “El Acuarelista de la Poesía Antillana”- quien impulsó a Pacho a presentarse en uno de los programas que encabezaba. Dos años después, tuvo la oportunidad de hacerlo en la emisora capitalina Mil Diez, propuesto por dos importantes figuras de la música cubana: José Antonio Méndez y Bebo Valdés. Más tarde, de vuelta a Santiago de Cuba actuaría en la Cadena Oriental de Radio acompañado por las orquestas de Pacho Portuondo y Chepín – Chovén.

Una página imprescindible, no solo en su vida, sino en la de la música cubana, fue su integración a la orquesta de Mariano Mercerón (1951), en la que permaneció hasta 1954. Es en ese periodo, en el que alternó “durante un tiempo la ardua y divergente labor de maestro y cantante (…). Los bailes, cabarets, carnavales, ensayos, y, sobre todo, su fuerte vocación artística (…) se convirtieron en razones suficientes para que Pacho se dedicara por entero al canto”.

Muchos años después, al reflexionar sobre esta etapa, su hijo Longinos Alonso Castillo (Pachito), afirma:

Mi papá era muy abierto, muy sincero, un hombre al que no le gusta la traición. Creo que todo eso fue lo que hizo que el trío que tenían Benny Moré, Fernando Álvarez y mi papá en la orquesta de Mercerón, pudo llegar adonde llegó. Ellos eran muy transparentes.

 

Son de la loma. Los dioses de la música cantan en Santiago de Cuba
Oferta
Buena Vista Social Club, uno de los acontecimientos más importantes de la música cubana en el mundo, tiene su base indiscutible en músicos nacidos en ...
Ver perfil completo

Consejo editorial compuesto por periodistas y colaboradores de toda Cuba que gustan del mundo literario.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

      Registrar una cuenta nueva
      Nombre y Apellidos (Requerido)
      Perfíl literario (Requerido)

      Si deseas marcar varias opciones mantenga oprimida la tecla CONTROL (CTRL)

      Fecha de nacimiento
      Lugar de nacimiento (Requerido)
      Residencia actual
      WhatsApp / Celular
      Sitio web / Redes sociales
      Restablecer la contraseña