Yunier Riquenes García Coordinador editorial
Hola amig@, ¿en que podemos ayudarle?
Enviar
Entrevista

Andrés Batista Valdés: “Me considero más que un caricaturista, un humorista gráfico”

En la 27 Feria Internacional del Libro de La Habana se presentó el libro De buen humor, Ediciones Santiago, de Andrés Batista Valdés, Andy. Desde entonces le debo la publicación de esta entrevista. Lo conocí por las ilustraciones que realizó para los libros infantiles de Eduard Encina. Por Eduard supe tremendas historias personales que vivieron en el Instituto Superior Pedagógico Frank País García donde estudiaron.

Andy se graduó con Título de Oro, en la especialidad de Educación en Artes Plásticas, en el año 2000. Cuenta que desde la universidad comenzó a pintar obras al lienzo y cartón, aunque fue la técnica de acuarela la que le sirvió para ejecutar posteriormente las caricaturas…

Me llamaban la atención los muñequitos…

ANDY: Durante la carrera dibujaba algunos chistes, como hobby, pero ya me llamaban la atención los muñequitos, porque mi ideal romántico era ser un pintor al estilo de Roberto Fabelo o Cosme Proenza. En ese mismo año participé en el salón de humor gráfico “Con los cascabeles en la pluma” auspiciado por Cultura y el Consejo de las Artes Plásticas en Santiago de Cuba. Ahí fue cuando conocí al primer caricaturista profesional: “Chicho”; ese día comprendí que hacer humor era algo muy serio y que no eran simples muñequitos.

Ilustrar un libro tiene un compromiso muy grande

ANDY: He ilustrado más de ocho libros, la mayoría para niños, y todo gracias a mi amigo Eduard Encina, poeta y pintor. Teníamos una conexión en los conceptos y en la visión de apreciar las cosas. Eduard me invitó a ilustrar sus textos infantiles Ñámpiti, Las caravanas, Pata peluda y otros cuentos y El silencio de los peces. Cuando te llaman para ilustrar un libro tienes un compromiso muy grande, porque no solo adornas el libro con imágenes, sino que documentas y realzas el texto del escritor creando una conexión entre la obra y el lector.

El espacio en revistas literarias y culturales…

ANDY: Fue difícil llegar, pero si tienes un ideal lo debes perseguir, a pesar de los obstáculos. La primera publicación fue en Palante cuando obtuve premios en el concurso “Chispa Joven” 2003. No pude seguir publicando porque me dijeron que mis chistes eran muy regionales, luego vinieron intentos fallidos en Juventud Rebelde, Somos Jóvenes, hasta que, en la Bienal Internacional de Humor Gráfico, en el 2012 conocí a Francisco Blanco (hijo), en ese momento diseñador y dibujante de la revista Bohemia, y me dio la oportunidad de mostrar mi obra. Desde el 2013 hasta hoy publico en ella. Más tarde entro en la revista La Calle del Medio y he podido compartir espacios con Sardoya, Juan Padrón, Ares, Manuel, entre otros grandes de la gráfica en Cuba.

Ilustramos lo que escuchamos, vemos o nos cuentan

ANDY: El tema de protección y conservación del medio ambiente lo he trabajado en muchas de mis series. También abordo la sátira política, porque en ocasiones sentimos impotencia ante fenómenos sociales. En la sátira los vicios de los políticos, las locuras, los abusos se ponen de manifiesto por medio de la ridiculización, la ironía y; aunque en un principio la sátira está pensada como una burla, su propósito principal no es el humor en sí mismo, sino un ataque a una realidad que desaprueba el autor, usando para este cometido el arma de la inteligenciay el sentido común.

El costumbrismo también lo he tratado con frecuencia. Los caricaturistas somos cronistas de nuestro propio entorno; a veces solos ilustramos lo que escuchamos, vemos o nos cuentan. Es como nuestra misión registrar gráficamente nuestras memorias y experiencias.

Personajes reales con conflictos terrenales

ANDY: El libro publicado recoge una selección de mi obra con caricaturas de humor general y sátira política. Cuando hojeas las páginas no puedes imaginar que haya casi veinte años de trabajo. Es una propuesta de obras que han concursado en salones y publicadas en otros medios.

Me considero más que un caricaturista, un humorista gráfico, porque es más amplio el espectro. Puedo llevar la agudeza del humor a la ilustración, a la propaganda y a la pintura. Hay dibujos que ilustran mi entorno más cercano, personajes reales con conflictos terrenales. Cuando pienso en una obra lo hago impulsado por una experiencia, es como reescribir una vivencia, un diálogo visual en el que las imágenes son comunicadores activos.

Y al cierre las manías… ¿Andrés o Andy?

Antes de finalizar la conversación le pregunto a Andresito, como le digo yo, cuáles son sus manías y me responde:

Cuando voy a realizar una obra monto el papel, preparo los medios, pero me cuesta hacer los primeros esbozos. Doy una y otra vuelta como si tomara impulso para un salto. Pero Andrés está primero como padre, esposo, hijo, amigo. Luego le doy un chance a Andy, el artista.

 

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Registrar una cuenta nueva
Restablecer la contraseña