Yunier Riquenes García Coordinador editorial
Hola amig@, ¿en que podemos ayudarle?
Enviar
Mundo editorial

La sensibilidad no tiene género

El libro de cuento Las memorias vacías de Solange Bañuelos, de Maité Hernández Lorenzo se pone a disposición de los lectores en esta Feria del Libro Cuba 2018. Lo vi en el listado de Ediciones Matanzas. De inmediato le escribí a Maité, sabía que trabajaba en Casa de las Américas coordinando el Departamento de prensa, que era ensayista, periodista, pero no cuentista. Sorprendido, quise saber y me puse en contacto vía Facebook. Estos son algunos comentarios que me hizo y que ahora comparto con ustedes:

Confieso que no me propuse nada en particular para un lector. El libro surge como necesidad de escritura, de fabulación, pero no porque quiera o persiga proponerle algo. En última instancia me gustaría que lo leyeran, eso nada más. Es lo que me propongo al enviarlo a una editorial, que lo lean y sea una compañía para ese lector o lectora. Sí, pienso más en lectoras que en lectores, pero lo hago de manera intuitiva, no racional. Quizá porque las protagonistas en la mayoría de las historias son mujeres, pero me niego a decir que escribo para mujeres porque hablo de mujeres. La sensibilidad no tiene género. Siempre he pensado, de ahí que me demore tanto en enviar los textos, en que es un acto un poco de soberbia, quizá, pensar por un momento que lo que uno escribe puede resultarle interesante a un lector que no conoce al autor. De manera que en mi caso agradecería mucho la gentileza de su lectura y ofrecería disculpas por la soberbia.

Son cuentos surgidos en lo cotidiano, algunos podrían referirse como autoficción, no todos, en algunos más que en otros. Son crónicas, impulsos, líneas que sé cómo comienzan, pero no sé cómo terminan. Son el resultado de motivaciones en un lugar, un día, en una conversación, al escuchar algo, al leer otro libro, o sencillamente, porque no puedo evitarlo.

Matanzas se ha convertido en mi resguardo y familia editorial. Ha sido una maravilla y tremenda experiencia trabajar con ellos. Primero con Ediciones Vigía, gracias a la bondad y confianza de Laura Ruiz, Agustina Ponce y Mayra Alpízar con quien tuve una conexión especial gracias a su hermoso diseño, algo que favoreció mucho el libro; luego en Ediciones Matanzas con mi agradecimiento a Alfredo Zaldívar y a Dianelys Gómez, al trabajo de diseño de Johan Trujillo, que ha dibujado una mujer sutil.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Registrar una cuenta nueva
Restablecer la contraseña