Yunier Riquenes García Coordinador editorial
Hola amig@, ¿en que podemos ayudarle?
Enviar
Entrevista

El diseño del libro debe responder al espíritu del texto

Marta Mosquera es fundadora de la Editorial Oriente, y creadora de diferentes colecciones. En su recorrido de vida ha mantenido vínculos diversos con el mundo literario cubano. Su firma aparece en el logo de Ediciones Santiago, Ediciones Caserón; el tabloide cultural Perfil de Santiago y las revistas SiC y Caserón, entre otras. Mosquera ha recibido numerosos reconocimientos, entre ellos, el Raúl Martínez, el Premio de Comunicación 2010 y el Premio Nacional del diseño del libro en 2012.

¿Cómo llegas a la especialidad de diseño gráfico y del Arte del Libro?

Cuando regresé a Santiago [de Cuba] de la Escuela Nacional de Arte en 1969, me hablaron de que se estaba organizando la Editorial Oriente y necesitaban un diseñador, me entrevisté con Reinaldo Cuesta, que sería su director y casi sin darme cuenta estaba viajando a La Habana para adiestrarme en la Editorial Arte y Literatura con Raúl Martínez, Villita y Cecilia Guerra. Unos meses después me insertaron en el equipo que, encabezado por Wichy Nogueras, trabajaríamos en el libro Oriente, que recogería todo lo relacionado con la zafra de los 10 millones. Luego vinieron los cursos con Albert Karp y Esteban Ayala, que me permitieron perfeccionar no solo la técnica, sino el concepto.

Más tarde pude disfrutar de los talleres impartidos por el diseñador japonés Sigeo Fukuda que impartió en el Centro Wifredo Lam junto al argentino Frascara, y Yodloski que trajo además una gran muestra de carteles polacos.

Marta es una lectora ferviente. Perseguidora de la buena literatura universal. Promotora de autores y libros novedosos y clásicos. ¿Cómo es la relación que se establece entre el texto y el diseño que llevará el libro como objeto?

El diseño del libro debe responder al espíritu del texto. Para lograr un objeto bello, que sea deseable de tocar y sobre todo de leer hay que interpretar el texto, eso no quiere decir que hay que leerse todos los libros que uno diseña, pero sí tener un panorama general de su contenido, informarse con los autores y no conformarse con leer la nota de contracubierta.

¿Te quedas con el libro impreso o digital?
Por supuesto el libro impreso, ese que puedes llevar a la cama, a la terminal de ómnibus o al baño.

Carteles, logos, colecciones… ¿qué deuda sientes que te va quedando con el libro?

Oriente es una editorial para todos y yo creía que había diseñado de todo…, ni remotamente, me faltaban entre otros los libros de arte, esos que dan tanto placer visual, grandes formatos con bellas fotos impresas a todo color en buenos papeles cromados e impresión de lujo. Ese deseo se materializó cuando me encargaron el libro Lescay, espíritu en formas, sobre la vida y obra de Alberto Lescay, el escultor y pintor que vive y crea en Santiago de Cuba. Fue gratificante trabajar con el equipo de la Fundación Caguayo, Sayli Rivas, Desquirón y Limonta, pero sobre todo con el espíritu creativo de Lescay.

¿Qué ha significado para ti ser una de las fundadoras de la Editorial Oriente, y una de las protagonistas del reconocimiento que se ganó la casa editora?

Toda mi vida profesional ha sido en la Editorial Oriente, cuando entré no imaginé que estaría allí tanto tiempo, pero la verdad es que me encantó pertenecer a ese grupito que iniciamos la Serie Editorial, sin ninguna experiencia en hacer libros, pero felices y con muchos deseos de aprender. Cuando empezaron a llegar los reconocimientos los recibimos con gusto y sorpresa como en aquel Concurso Nacional del Arte del Libro en 1988 donde la Editorial Oriente obtuvo once premios. Ganamos en todas las categorías: diseño de colección, de cubierta, interior, ilustración, impresión…y todos con mis diseños. Era Heredia la colección príncipe de Oriente; y una selección de textos de Juan Leyva, Cuentos de la Vida y la Muerte, fue un gustazo trabajar con los dibujos de Julia Valdés.

Una pregunta bien difícil. ¿Cómo valoras el diseño del libro cubano en la actualidad?

Creo que hay un poco de descuido en el diseño del libro, en el panorama nacional hay muchas revistas con buenos diseños y bien impresas. Los spots televisivos que aparecen cada vez con más frecuencia, son en su mayoría novedosos e imaginativos. Los jóvenes han tomado la línea del audiovisual que es más rentable, con el añadido de la inmediatez y la promoción del realizador, de esa manera se cierra el círculo. Me conocen, me contratan, me contratan porque me conocen.

Al diseñador de libros nadie lo conoce, ¿quién lee la página legal?… en contadas ocasiones se menciona al diseñador cuando se presenta un libro, y eso que muchos textos menores se convierten en best seller gracias a un buen diseño, también puede suceder lo contrario y un mal diseño puede invisibilizar un buen texto.

Al diseñador de libros nadie lo conoce, ¿quién lee la página legal?… en contadas ocasiones se menciona al diseñador cuando se presenta un libro, y eso que muchos textos menores se convierten en best seller gracias a un buen diseño, también puede suceder lo contrario y un mal diseño puede invisibilizar un buen texto.

Estas son algunas consideraciones que a mi entender afectan el diseño editorial, hay que incentivar a los jóvenes diseñadores para su incorporación efectiva al Arte del Libro, ese objeto precioso que no es solo lo externo, sino un todo armónico entre el interior y la cubierta.

¿Como diseñadora cuál puede ser para ti el diseño más difícil de un libro?

Diseñar colecciones o series es difícil, hay que tener en cuenta muchos aspectos para mantener la unidad a pesar de la diferencia porque cada libro es distinto aun cuando estén en colección con un tema en común, cada uno debe mantener su personalidad. He trabajado varias de las colecciones de Oriente, no todas han sido felices. El diseñador mejora diseñando, algunas las hice con poca experiencia, aunque luego pude darle nuevos aires y actualizarlas siempre es difícil.

¿Y cómo lectora?
Como lectora tengo mis preferencias, por supuesto, pero leo de todo, todos los días de la vida, siempre que sea Literatura, con mayúsculas.

Actualización - 2011Esta entrevista fue realizada en el año 2011
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Registrar una cuenta nueva
Restablecer la contraseña