Actualidad

Tertulia La Mazorca: jóvenes activos

Astrid Barnet

De sumamente creativo y novedoso podría calificarse el trabajo que realizan los jóvenes escritores integrantes del grupo Ariete, en su Tertulia La Mazorca, quienes periódicamente convocan a una actividad muy especial desde todo punto de vista, en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Al respecto su coordinador, Raúl Aguiar Álvarez, afirma que “la peña la Mazorca fue conformada hace casi un par de años, y se origina gracias a un trabajo conjunto del Centro Literario Onelio Jorge Cardoso y la UNEAC. Sus anfitriones principales son jóvenes graduados de dicho centro, al igual que otros aspirantes a ser egresados de él, y estudiantes universitarios. Es una peña o tertulia que, no obstante estar dirigida a un público de todas las edades, es a la que realmente más jóvenes asisten”.

Agregó que “considero a esta peña sui géneris, si tenemos en cuenta que la mayoría de estos pequeños espectáculos en el país los constituyen grupos de compañeros de la vieja y nueva trova, con algún que otro poema o canción conocido o de la inspiración de sus artistas; sin embargo, esta es una “peña narrativa”, pues en ella se leen cuentos cortos, se declaman versos, se realizan performances…Algo que muchos consideran como muy atractivo. Para La Mazorca, nuestros jóvenes traen sus cuentos o relatos; otros, trovadores y músicos, hallan también aquí un espacio legitimador para sus interpretaciones”.

Puntualizó que “las temáticas son muy generales. Algunas versan sobre temas referidos a la ciencia ficción, a la mujer, a la juventud, a los abuelos y personas de la tercera edad –en una de ellas invitamos a un grupo de ellos pertenecientes a los consejos populares de la zona habanera de Alamar–; otras pueden ser eróticas, o como la que hoy nos convoca dedicada al Día del Raro (freek-freeky) cuyo aniversario a nivel mundial tuvo lugar este 25 de mayo. Raros, en suma, aquellos jóvenes quienes gustan de los video-juegos, de largometrajes como La Guerra de las Galaxias, de un nuevo tipo de música…Aunque cada día que transcurre la situación de estos “raros” es otra, pues se va haciendo cada vez mayor su número en todo el mundo…En esta oportunidad, incluso, nos visitan estudiantes de la Universidad de La Habana, entre ellos un dúo de trovadores”.

Acerca de la organización y puesta en escena (o contexto natural) de la Tertulia La Mazorca, Aguiar Álvarez —profesor de Técnicas Narrativas del Onelio—, destacó que se caracteriza por ser algo informal,”al estar desprovista de un guión, mas todo en ella se lleva a feliz término, todo fluye armoniosamente, producto del consenso de cada uno de sus participantes a la hora de su ejecución y presentación. La mayoría de la literatura o escritos que presentamos son fuentes propias de inspiración; no obedecen a autores específicos, salvo alguna que otra que obedezca a algún escritor renombrado de otra época. Es literatura narrativa de la creación de los jóvenes que participan, en su mayoría (reitero) del Centro Literario Onelio Jorge Cardoso, del cual formo parte de su claustro de profesores desde hace algún tiempo. Verdaderamente esta peña ha tenido una gran aceptación, en especial, entre los jóvenes. Muchas de nuestras actividades las hemos realizado de forma interactiva con el público, dialogando con él…Todo aquel que nos visite tendrá el gusto de disfrutar algo inusual y, a la vez, creativo. Son nuestros jóvenes en un nuevo escenario”.

“! Cuán hermosa generación la de los jóvenes activos!” [1], escribió nuestro José Martí. ¡Qué mayor apego a este pensamiento que la labor de los jóvenes de la Tertulia La Mazorca!

Nota:

[1] Revista Universal, 29 de septiembre de 1875. T.6, p. 338.

Ver perfil completo

Consejo editorial compuesto por periodistas y colaboradores de toda Cuba que gustan del mundo literario.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

      Registrar una cuenta nueva
      Restablecer la contraseña