Entrevista

Documental cubano realizado en el Periodo Especial

×

Reportar incidencia

Por las librerías de Cuba circula un texto que reúne parte de la historia del documental cubano en el llamado Periodo Especial, o sea, el documental de los años noventa cuando se derrumbó el campo socialista y la Unión Soviética se desintegró. La joven periodista cienfueguera Diona Espinosa Naranjo, junta dos de sus hobbies preferidos: la entrevista como género periodístico, y el documental.

Quedan en estas páginas otras historias de aquella década del noventa tan difícil. Si eran complejos los modos de vida, por supuesto hacer cine también. Las carencias económicas lo inundaban todo.

Hace poco compartí un café con Diona en el Pabellón Cuba (la Habana) y me contaba que en este libro presentaba a quince  documentalistas, hombres y mujeres, de diversas generaciones y provincias; esta entrega es resultado de la tesis de graduación en la especialidad de Periodismo.

Aquella tarde Diona se veía muy feliz con su primer libro La zozobra en el ojo del huracán. Entrevistas sobre el documental cubano realizado en el Periodo Especial, con el cual obtuvo el Premio de Periodismo Sed de Belleza, 2015. En aquel momento no se había precisado el título, pero ella insistía en buscarlo con el cine como pretexto, como buena motivación:

Son muchos los que prefieren leer libros de cine en cambio el periodismo lo buscan menos lectores.

Y así la casa editora villaclareña Sed de Belleza lo presenta desde la cubierta, donde se muestra la bicicleta como transporte familiar.

Diona precisa:

Los realizadores hablan sobre ese periodo, sobre las vicisitudes que pasaron, para poder hacer subsistir ese género.

Ha pasado algún tiempo de la conversación con Diona, y ya leí el libro. Tampoco sé por dónde ella se encuentra en estos momentos. Escucho sus palabras en la grabadora, y nuevamente la mezcla de alegría y expectativas. Repaso la introducción aclaratoria del libro y me sumerjo en las entrevistas que abren muchas interrogantes sobre el documental, el cine cubano y la imagen de un país.

Me pregunto y pienso acerca de los talleres de la Asociación Hermanos Saíz que surgieron en 1987; cómo las nuevas tecnologías mediaron en la construcción audiovisual; cómo cambiaron los contenidos o las maneras de hacer; cómo la Televisión Serrana, desde la Sierra Maestra, imprimió un sello y puso sobre el tapete otros protagonistas, qué trajo consigo el cierre del Noticiero Icaic Latinoamericano, y lo que se cuenta sobre proyectos como la red de realizadoras cubanas Sara Gómez y el proyecto Palomas.

Diona Espinosa se mueve por diferentes enfoques y puntos de vista. Deja a flote su talento y la escucho nuevamente:

Hice un intento de que hubiera variedad entre los entrevistados, dígase respecto a dónde procedían, que tuvieran que ver con las diferentes productoras a las que pertenecían, por ejemplo, los antiguos estudios de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el Icaic, o la Televisión Serrana, y que estuvieran realizadores de diferentes territorios.

Cada entrevista contenida en el libro arroja desafíos de los protagonistas. Cuentan la manera de hacer el trabajo, los compromisos y censuras, pero todos coinciden en el documental como necesidad de implicarse en el proceso social y reflexionar críticamente.

Allí quedan las respuestas de: Guillermo Centeno, Juan Carlos Cremata, Belkis Vega, Daniel Diez, Gustavo Pérez, Niurka Pérez, Lourdes de los Santos, Francisco Puñal, José Padrón, Marina Ochoa, Lissette Vila, Enrique Colina, Ismael Perdomo, Rigoberto Jiménez y Fernando Pérez.

Ahora, desde la grabadora, Diona Espinosa ha pasado de entrevistadora a entrevistada. Afirma que los mejores resultados en la entrevista la brindan los entrevistados, eso es lo más valioso, dice.

Y después de una pausa afirma:

Me parece fundamental la voz del que habla, la historia que cuenta. Y quizás este sea el valor de este libro. Son ellos los que están hablando. La intención de la autora en este caso no es hablar desde su voz y su opinión, sino ponerse en función de los realizadores, y que sean ellos quienes trasmitan sus experiencias y quizás hagan una valoración de la cinematografía en sentido general. ¿Por qué no?

Regreso a (h)ojear el libro. Debí leerlo antes, me digo. Pienso en el cine cubano y en esta chica talentosa. Ha publicado varios trabajos en revistas especializadas, Cine Cubano, Cartelera, Bohemia… Una y otra vez insiste en el séptimo arte.

Otra vez en la grabadora, la voz de Diona:

Me gusta mucho ver cine y me gusta mucho la ficción, pero mi acercamiento al séptimo arte o al audiovisual, de manera más general tiene que ver con el documental, porque me parece que incluso a nivel internacional debe ganar más espacio. Deben haber más documentales en Cuba…

Y dejó claro que este trabajo periodístico y de investigación podría convertirse en sustento teórico para hacer en el futuro su obra documental.

Ver perfil completo

Licenciado en Letras (2006). Ha obtenido, en el género de cuento el Premio Cauce, Premio Razón de Ser, Premio La Isla en peso, la Beca de Creación Fronesis y la Beca de creación. Fundador de Claustrofobias.

Claustrofobias Promociones Literarias
Logo
Registrar una cuenta nueva
Restablecer la contraseña
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0