Entrevista

Asela Suárez | La editora de Guillermo Vidal

×

Reportar incidencia

Guillermo Vidal declaró varias veces en público, que Asela Suárez era su editora, y la editorial Oriente, su editorial. El 15 de mayo de 2014 se cumplen diez años de su muerte. Claustrofobias quiere acercarse a uno de los escritores más queridos en el Oriente de Cuba, a uno de los que escribió tomándole el pulso a su pueblo.

Asela Suárez, editó los cinco libros publicados hasta el momento por esta casa editora. A mediodía llegué a su casa, me brindó café y agua. Antes me había dicho por teléfono que sería difícil. Comenzamos a conversar y sin darse cuenta le había encendido la grabadora.

No sabía cómo comenzar. Le pregunté cualquier tontería hasta caer en lo que buscaba. Después fluyó esta breve conversación que queda como testimonio de una relación de trabajo.

Desde el principio nos llevábamos muy bien en esta relación autor – editor.  En su sistema de escritura, su modo de escribir, sobre todo en las novelas, no tanto en el cuento, hacía montajes paralelos. Y había cosas que lo golpeaban mucho. Tenía la tendencia de repetir algunos pasajes o la esencia de algunas situaciones. En eso nos poníamos de acuerdo, quitábamos en una parte, poníamos en otra, para que al lector no le resultara muy reiterativo, había momentos que a mí me parecían más importantes para finalizar que otros.

Muchas veces me lo dejaba, haz lo que tú quieras, y después lo veía. Con respecto a la puntuación no le gustaba puntuar mucho, y algunas veces era necesario aclarar algo para que el lector no se agobiara. Claro, todo se consultaba entre ambos.

En cuanto al contenido no, si yo hubiera tenido que rehacerles el contenido a algunos autores no fuera editora, fuera escritora. Mi función es corregir los errores ortográficos y hasta donde uno puede los problemas de estilo. El estilo con mucho cuidado, porque uno tiene que entrar en el estilo del autor. No como yo quisiera que fuera, como yo lo diría, yo tengo como editora que adentrarme en el estilo del autor para respetarlo, y dentro de ese estilo tratar de que lo mantenga, de que el autor sea coherente en su mismo discurso.

Las alcobas profundas se premia y ya él está ingresado y Salsa Paradise estaba en la lista de edición. Fueron libros muy terribles para trabajar. Porque en todo momento estaba trabajándolo a sabiendas de que iba a morirse y no tenía modo de comunicarme, tenía dudas. En fin era tratar de que saliera antes, de que por lo menos pudiera verlo. Sobre todo Las alcobas profundas que fue premio de cuento Rafael Soler, pero no se pudo lograr.

No es lo mismo cuando ya la persona ha muerto y pasa el tiempo. Tú vuelves sobre ese material ya sea publicado o inédito. Creo que son los recuerdos más duros que tengo como editora.

¿Cuáles son algunos rasgos de la personalidad de Guillermo que no olvidas y que se mostraban en esos libros que editaste?

La valentía, el sentido crítico de la vida, y ser fiel a sí mismo. Además de ser una persona muy honrada, carismático, alegre; pero realmente era austero y consecuente con su propia religión y con su modo de vida.

¿Te divertiste con los chismes de las bibliotecarias en la novela Ella es tan sucia como sus ojos?

Sí, y no creas, ahí es donde está la grandeza. Alguien que bebe del humor para tratar temas aparentemente simples. Sobre todo esta estrella del carnaval, esta mujer que ya no es bella. Guillermo sabe penetrar en la esencia de su pueblo, eso fue lo que hizo, escribir sobre su aldea. Es el humor, pero es la tragedia, es el drama cotidiano. Eso es lo que estremece de su literatura. Por lo menos para mí.

El entierro fue algo grande, terrible. El pueblo se tiró para la calle. El cortejo fue de cuadras, y el que no estaba lo veía pasar. Es el escritor de mi pueblo que se muere y la gente sale espontáneamente a rendirle homenaje. Es ahí donde está la grandeza de una persona que supo llegar, y que retrató siempre a su pueblo: Las Tunas.

En catálogo Editorial Oriente

  • Donde nadie nos vea, cuento, 2001.
  • Ella es tan sucia como sus ojos, novela, 2001.
  • El mendigo bajo el ciprés, novela, 2004.
  • Las alcobas profundas, Premio de cuento Rafael Soler 2004, publicado en 2005.
  • Salsa Paradise, novela, 2008.
Ver perfil completo

Licenciado en Letras (2006). Ha obtenido, en el género de cuento el Premio Cauce, Premio Razón de Ser, Premio La Isla en peso, la Beca de Creación Fronesis y la Beca de creación. Fundador de Claustrofobias.

Claustrofobias Promociones Literarias
Logo
Registrar una cuenta nueva
Restablecer la contraseña
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0